martes, 11 de diciembre de 2018

The Business biografía (3ª parte): Mierda de ciudad



Much@s conocimos a los Business a través del “Mierda de ciudad”, la mítica versión que hicieron los Kortatu del “Drinking And Driving” de los londinenes. Sin lugar a dudas, es un caso de esos en los que la versión supera con creces a la original, pues ya se sabe que hasta las orquestas de las fiestas de los pueblos se la tocan. En 1999 los Taquicardia sacaron un potente trabajo llamado Espíritu de la calle - Tributo a The Business (Action Records) en el que el grupo de Guadalajara adaptaba al castellano 12 clásicos de los Business. Este CD aún es fácil conseguirlo hoy en día (Liquidator Music). No he podido encontrar más versiones editadas de los Business por bandas del estado, aunque es más que probable que se me hayan pasado algunas. Por lo demás, el grupo barcelonés de punk Oi Suburban Rebels, salta a la vista que toma su nombre del clásico de los Business




Cambiando de tercio, no recuerdo ahora mismo cuándo los Business actuaron por primera vez en el estado, pero calculo que sería ya a partir de la segunda mitad de los 90. Para terminar con su biografía, voy a recordar ahora el que fue su primer y “accidentado” concierto en Barcelona en 1999. No sé por qué motivo, pero los Business parece ser que han arrastrado bastante controversia a lo largo de su carrera, más incluso que que otras bandas de su época. Casi todos los grupos de Oi ingleses de los 80 arrastraron y/o arrastran a chusma en sus conciertos. Pero, tras lo visto y leído, creo que los Business han tenido más problemas con los nazis que otras bandas coetáneas. Los comentarios de Tezz Roberts en la segunda parte de la biografía son de por sí inverosímiles. Sin duda alguna les han marcado todas las fotos que corren por la red de sus diferentes giras por los USA y Europa (Holanda, Francia…), en las que se puede observar a numerosos boneheads nazis entre la audiencia o, directamente, fotografiándose con Micky Fitz



Sorprendentes (aunque exagerados) comentarios como el que aparece en el libro Rebellion Festival Annual 1996-2016 (reseñado aquí) y que reproduzco otra vez ahora: …la tensión que hubo también con los Business en su primera aparición en el festival en 1998, ya que por aquellos tiempos siempre había un “elemento de riesgo con ellos" (sic), y de hecho, alguien llegó a llamar a la policía diciendo que hordas de militantes de Combat 18 iban de camino a Morecambe… me hacen, una vez más, pensar si las bandas no pudieron, no supieron o no quisieron, hacer algo más para evitar que los putos nazis les siguiesen. Aunque ya sé que no es tarea fácil, pues nazis se han dejado ver incluso en conciertos de ska, ya digo que si les llamamos boneheads es por algo. Pero en las letras de los Business no hay para nada racismo sino todo lo contrario, está claro, no en vano Micky Fitz tuvo una relación con una chica negra y su hijo, fruto de dicha relación, es actualmente DJ. Aunque por otra parte, me hubiera gustado que Micky Fitz hubiera actuado como Jeff Turner de los Cockney Rejects en el minuto 2:05 de este video (aquí), en lugar de no enterarse de nada como ocurre a partir de los 0:44 segundos de este otro 0:44 (aquí). La diferencia salta a la vista! En fin, vamos con la crónica de ultratumba. 


The Business- Suburban Rebels (10-11-1999). Sala Kgb (Barcelona). 

Fui con un variopinto grupo de gente en el que había punkies, red skins… e incluso un maquinero. No me preguntéis qué hacía ahí porque no era de mi círculo de amistades y tampoco lo llegué a tratar. Vino en mi coche, pero apenas hablé con él, entre otras cosas, porque se tiró casi todo el camino, tanto de ida como de vuelta, hablando con el móvil y organizando sus trapicheos. Esto me chocó mucho pues yo por aquella época aún no tenía teléfono móvil. Pero atención, porque la figura de este chico fue sumamente importante como veremos… 

Al llegar a la sala, me chocó mucho ver el exhaustivo cacheo al que todo el mundo que entraba se tenía que someter. Parece ser que existía la amenaza de que los nazis aparecieran e intentaran reventar el concierto. Yo me enteré de todo ello la misma noche del bolo, pero según me contaron, incluso había aparecido algo en la prensa (pudiera ser que fuera en el El Triangle, no estoy seguro). Pero nada de momento hacía presagiar ningún incidente. Semanas después del evento, hablando con uno de los organizadores, me explicó que a una de las primeras personas que entró a la sala se le requisó no recuerdo bien si una navaja o un puño americano. Así estaba el patio. Además, me comentó que le dijeron a los Business que no leyeran ningún papel que les dieran desde el público (los Brigadas intentaron pasarle una nota al Micky Fitz, a saber lo que ponía...). 

Los Suburban Rebels actuaron aparentemente con normalidad, lo que significa que yo al menos no noté nada raro. Recuerdo además que lanzaron sus típicos cánticos futboleros en favor del Barça. Pero no, como explica el mismo Raül (batería de Suburban Rebels entre otros muchos grupos), “desde el escenario empezamos a ver movida entre el publico... Con Business la cosa fue a más y se formó una línea invisible que dividía la sala entre antifas y fascistas. Golpes, codazos, cánticos y aunque Micky intentó rebajar la tensión con varias charlas entre tema y tema, al final en la calle hubo enfrentamientos... Nunca más ha vuelto a pasar una cosa así en Barcelona”. 

Los Business salieron arrolladores y recuerdo que el primer tema que cayó fue precisamente el “Suburban Rebels”. Efectivamente, tan pronto como el pogo apareció, empezaron los “roces” y recuerdo que hubo hasta un par de conatos de peleas. Hacía ya rato que un grupo sospechoso de unos 10 o 15 tíos se posicionaron a un lado del escenario. Yo por entonces tenía 25 años y cuando los vi, me parecieron la mayoría bastante veteranos y moles (treinta largo o ya en los cuarenta).

Las noticias tardaron poco en correr por el Kgb, dichos neardentales eran en realidad miembros de los Brigadas Blanquiazules. Lo más curioso fue que precisamente el maquinero que se vino con nosotros reconoció a uno de ellos nada más entrar, porque parece ser que trabajaba de segureta en una discoteca. A medida que los Business iban tocando, la división entre nazis y antifas se hizo más y más visible dentro de la sala, pues a la que había contacto se liaba. Uno de los bicharracos que estaba en frente del escenario incluso llegó a gritarles a sus “camaradas” que seguían a un lado del mismo que se unieran a ellos porque, según él, “el concierto era suyo” (sic). 

Lo inevitable ocurrió ya fuera de la sala tras acabar la actuación. Unos pocos se juntaron para enfrentarse a los nazis. Hubo un intercambio de insultos a la par que se empezaba a bajar hacia donde estaban, pero el primer punkie que llegó fue noqueado por uno de los perchas. Eso nos contuvo y nos hizo retroceder un poco, momento que fue cuando comenzó el intercambio de botellazos. El problema era que los Brigadas estaban a la altura de unos containers de basura y de vidrio, por lo que tenían a mano munición de sobra. Aparte de esto, yo personalmente vi a varios de ellos portando armas y un cabrón hasta se sacó unos nunchacus. Nosotros no teníamos nada a mano, únicamente recuerdo ver a un chaval que les lanzó un par de latas de cerveza que estaban en un cubo con hielo y que pertenecían a los típicos lateros que, nada más ver la bronca, se largaron por patas abandonando su mercancía. 

Sin munición y, ahora hablo por mí, sin experiencia y sin verlo nada claro, no nos quedó otra que ir reculando mientras nos llovía de todo. Tras apenas 5 o 10 minutos desde que empezara el follón, un furgón de la Guardia Urbana apareció. Vinieron a saco a por nosotros para variar, pero al final, tras discutir con ellos y explicarles de qué iba la vaina, nos dejaron ir sin más. Ahí acabó el asunto para mí, desconozco si hubo otros encontronazos o si la intervención de la Urbana hizo que todo el mundo se dispersara… 

- The Business Biografía 1ª parte
- The Business Biografía 2ª parte

The Business biografía (2ª parte): USA tours


En 1995 Battalion of Saints giró como teloneros de los Business en su tour por los USA. A mitad de la gira, George, el cantante de los BOS, tuvo que dejarla porque su mujer había dado a luz en el hospital. Tras su marcha, los restantes miembros también decidieron abandonar el tour, todos, menos Tezz Roberts. El equipo de sonido de la gira era suyo y acordó con los Business llevarles todo el backline. En el libro con sus memorias, But After The Gig (comentado aquí), encontramos algunos capítulos dedicados a las movidas que les ocurrieron a los Business durante la gira: 



[…] No me sorprende que los demás (miembros de Battalion Of Saints) hayan tenido ya suficiente y hayan abandonado. Los problemas durante el tour cada noche han sido horribles. 

Ya ves, los Business son una banda de Oi del sur de Londres, lo que en Estados Unidos significa que todos sus fans son skinheads y nazis en todas sus diferentes variantes, Hammerskins, etc. Ellos no vienen a perturbar el concierto, están ahí porque genuinamente son seguidores del grupo. Abrir los shows con Battalion Of Saints no fue fácil, y no porque tuviéramos miedo. ¿Por qué entonces? Porque somos una banda de hardcore-punk y la respuesta del público hacia lo que hacíamos era un claro “¡A la mierda!”. Y pese a todo no nos escondíamos. 

Cada concierto es lo mismo. Comienza con nosotros recibiendo todo tipo de abuso. Entonces salen los Business y todo va a peor. 

Tocan los acordes de la primera canción y llega la hora de la pelea! Movida al instante! Las distintas facciones se pelean entre ellas […] vuelan puñetazos y botas donde quieras que mires. Algunas noches el tema se pone tan feo que llega incluso al escenario, lo que provoca que la banda acabe por quitarse de en medio. Después, únicamente quedo yo intentando rescatar el backline mientras los nazis lo usan para darse entre ellos, por lo que me tengo que currar para conseguirlo. 

[…] Algunas veces a algún tarado se le ocurre encender una bengala. Y por si esto aún no fuera suficiente, algunas veces me tiraban balas sueltas. La primera vez que me pasó pregunté qué era lo que significaba: 

- ¿La bala? 

- Sí. 

- Una amenaza de muerte. 

[…] A nadie le dieron con una aparte de mí. Parece ser que era como una sentencia de muerte. Porque anteriormente, los Hammerskins habían matado ya a gente dentro de la escena hardcore. Y entonces ya me ves a mí dándome de ostias con todos ellos por mi backline, cosa que hizo que me tuvieran aún menos afecto […] 

[…] Al final el tour termina y tanto yo como el backline estamos enteros de una pieza. […] El dinero está en mi bolsillo y vuelvo a casa […] 

[…] Seis meses más tarde recibo una llamada. Los Business van a volver de nuevo a girar por los Estados Unidos y me quieren preguntar algo: 

- ¿Quieres ser el bajista? 

- ¡Qué podía decir! Mi respuesta, por supuesto, fue sí. 

[…] Aún me tiran balas, es parte del trato porque, donde quiera que los Business giren, los skinheads y los nazis siempre estarán ahí. Siempre han estado y siempre estarán. En los EEUU es así y los Business no pueden hacer nada para cambiarlo. Hacen un concierto y aparece esta gente gritando Sig Heil y toda esa mierda. Es surrealista y no es grato ver, son gente siniestra y desagradable. Grandes moles tatuados llenos de odio. Joder, todo lo que puedes hacer es reírte de ellos, nunca recular. 

- ¿Cómo lo llevas, chaval? 

- ¿Qué? 

- ¿Qué si tienes más balas para mí? 

- ¡Que te jodan! 

- Me estoy haciendo un cinturón de balas… Vamos, ¿tienes más? 



[…] He visto skinheads partiendo vasos o botellas en la cara de gente mientras estaba tocando. He estado en conciertos en los que gente ha disparado armas de fuego, esto fue en California. ¿Quién puede llevar un arma de fuego a un concierto? 

Sucedió en un concierto de los Business. Sus actuaciones eran una gran bronca cada noche debido a los grupos de nazis. Si esto de por sí ya era suficientemente chungo y peligroso, aparte tenías estos idiotas que venían con pistolas y según lo que dijeras, podían terminar disparándote […] 

¿Cómo puedes sobre llevar esta locura estando sobrio? No lo sé. Poniéndote a tono parecía la única forma de hacerlo […] Por entonces, Micky Fitz iba borracho las 24 horas los 7 días de la semana. Él se relacionaba con los líderes pandilleros y tomaba sus drogas. Estos le hacían hacer cosas. 

- Eh, tío, cuando estés en el escenario di esto… 

[…] Micky pillaba el micro, decía o hacía algo y todo el público se encendía […] En una ocasión, actuando en una sala totalmente llena en California, Micky hizo el signo de la U con sus dedos pulgares. Era el símbolo de una pandilla llamada Unity que eran antinazis y solían cazar nazis. Tras hacer el signo estalló una gran pelea. No llegamos a tocar ni siquiera un solo tema y Micky no tenía ni idea de lo que había hecho porque iba borracho. […] 



En 1994 Arturo Lurker se unió a los Business en una gira que estos hicieron por los Estados Unidos. En su libro Fat Bloke, Thin Book (comentado aquí), cuenta algunas cosas sobre los problemas que se encontraron los Business en los conciertos que dieron por ahí. Vuelvo a poneros un texto en donde explica anécdotas bizarras sobre dicho tour: 

[…] En 1994 hice mi primera gira por los USA. Fue tocando con los Business. Conocía de hacía años a Mark Brennan del sello Link, quien tocaba el bajo en la banda, y había tenido unos cuantos encuentros con Micky Fitz y Steve Whale, los cuales siempre fueron bien. El tour duraba ocho semanas y estaba realmente entusiasmado, pues nunca antes había girado por allí […]. Fue el peor tour organizado que hice nunca. Hasta que no vas a un país grande no caes en la cuenta de lo inmensas que son las distancias que tienes que recorrer entre una ciudad y otra. Los viajes pueden ser una pesadilla, sobre todo si van 9 personas en una vieja furgoneta sin ventanas y que solo alcanza los 80 kms/h […]. Era de George, el cantante del grupo telonero, llamado Battalion of Saints, en el que estaba también a la guitarra Terry Bones de Discharge. […] Lo peor fue que a menudo los conciertos los jodían los White Power Skinheads. Hubo algunas otras situaciones chungas, os las explicaré.[…]

Teníamos un gran concierto en Santa Bárbara. Había ya mucho público dentro cuando toda la bronca empezó. La pandilla de skinheads que se encargaba de la seguridad dejó entrar a cerca de 50 de sus colegas. Se produjo un baño de sangre y no tocamos. Hicimos unos 800 kms y no tocamos, para cagarse! En otra ocasión, en alguna parte de California, a una pandilla de skins mexicanos no les dejaron entrar y tirotearon las ventanas […]. En Austin, Texas, vi a un chico negro con un brazalete con una esvástica en el brazo yendo al concierto, cosa que es casi lo más anormal que te puedes encontrar. Cuando estábamos tocando, por la mitad más o menos, Micky Fitz se fue del escenario, por lo que Steve Whale y yo continuamos cantando. Pensé que Micky fue a beber o algo, volviendo unos minutos después como si nada hubiera ocurrido. Tras el concierto, le pregunté que porqué se había largado del escenario y él me dijo que si no había visto al chico negro del brazalete con la esvástica empuñando una pistola. Como siempre, yo andaba bastante pedo y sin enterarme de lo que el público hacía. […] Él comentó qué hubiera sido del tipo si no hubiera sido controlado por la seguridad. […]

- The Business Biografía 1ª parte
- The Business Biografía 3ª parte

The Business biografía (1ª parte)


El pasado 1 de diciembre se cumplieron dos años de la muerte de Micky Fitz. Por tal motivo, he decidido publicar esta biografía a modo de homenaje a su figura y a su grupo: The Business. La mayoría de los datos que aparecen en la misma están sacados del libro The Business, Loud, Proud’n’Punk (Garry Fielding, ST Publishing 1996), aunque también he utilizado Internet y otras fuentes, como la revista Street Sounds o las webs Stand Up And Spit y Punkygibbon

The Business se formaron en el sur de Londres en 1979. Comenzaron llamándose Dial X para luego cambiar a The Business, que en jerga callejera significaba “The Very Best” (lo mejor). Micky Fitz (voces), Steve Kent (guitarra), Martin Smith (bajo) y Nick Cunningham (batería) fueron los miembros originales y todos ellos se conocieron en la escuela. En sus comienzos solían tocar una mezcla de versiones (Sham 69, Chuck Berry, Thin Lizzy…) junto al material propio que iban sacando. Su primer concierto fue en febrero de 1980 y causaron tan buena impresión a Lol Prior, quien estaba como público, que éste se les ofreció como mánager. Parece ser que Prior hizo bien su trabajo, pues The Business empezaron a tocar regularmente y del éxito de sus actuaciones surgió un nutrido grupo de herberts, hooligans, skins y punks que empezaron a seguir al grupo allá por donde tocaban. 


Al poco los Business lograron grabar una maqueta con 4 temas, uno de los cuales, “Out Cold”, lograron incluirlo en un recopilatorio llamado A Sudden Surge Of Sound (VU Records, 1981) tras pagar las 50 libras que el sello requería a cada banda. Mientras tanto, los conciertos se iban sucediendo a la par que se iban haciendo un nombre dentro de la escena. El estilo del grupo se denominó como “Drunk Rock”, ya que parece ser que siempre solían aparecer en los escenarios bastante borrachos. En mayo de 1981 actuaron por primera vez bajo la etiqueta “Oi” en un bolo teloneando a los 4 Skins. Los Business se sintieron muy a gusto con dicha “etiqueta”, por lo que oficialmente se alinearon con el movimiento Oi. 

Mi intención es hacer una biografía sobre los Business, pero haremos un pequeño alto en el camino para recordar cómo estaba el patio en la escena Oi inglesa de los ochenta. Ya sabéis, a finales de los 70 los grandes nombres del punk se hicieron comerciales tras fichar por multinacionales, alejándose así de sus raíces y de sus primeros seguidores/as. Se había perdido la actitud y la compostura. Como respuesta a esto nació el denominado movimiento Oi, Real Punk o Street Punk, como también se le conoce. Micky Fitz declararía en el periódico musical Sounds lo siguiente: “Oi! es la manera de decir punk sin poses. El punk no es la forma en la que te vistes sino la manera de pensar. Nuestro mensaje es la unidad de la clase trabajadora”. 


Hay que recordar que Oi no significaba necesariamente Skinhead, pero que haberlos los había, está claro. Como también está claro que la incursión de estos fue lo que trajo la polémica en el seno del movimiento, pues tristemente, en esas fechas muchos de ellos ya habían caído en las garras de la extrema derecha. Las controversias que rodearon la edición del recopilatorio Strenght Thru´Oi no ayudaron en absoluto. Sea como fuera, a mí particularmente se me hace muy complicado comprender cómo una subcultura de raíz multi-racial acabó degenerando de esa manera, pero ése es otro debate que de momento no tocaremos aquí. El asunto fue a peor porque el Oi no solo se posicionó contra las bandas más comerciales, sino que a su vez se contrapuso a la también emergente escena anarco punk. La división estaba servida y con ella, la violencia gratuita, la cual fue apareciendo y apoderándose de la escena poco a poco. Como es sabido, la escena Oi se acabó llenando de boneheads nazis y derechistas en los años 80. Algunos grupos del movimiento lo sufrieron más y otros menos, pero todos nos hacemos la pregunta de si pudieron haber hecho más para evitarlo o fue que simplemente no supieron o no quisieron… 

Volviendo con los Business, el segundo concierto Oi que hicieron fue de nuevo con los 4 Skins y los Splodgenessabounds en el Politécnico de Londres. El tercero iba a ser también en Londres, concretamente en la zona de Southhall, pero no pudieron acabar por los hechos que sucedieron y que son de sobra ya conocidos por todo el mundo (leer sobre ello aquí por ejemplo). Las consecuencias también son sabidas. Las bandas de Oi comenzaron a ser vetadas por promotores y salas, mientras que la prensa sensacionalista empezó a asociar a los grupos del movimiento exclusivamente con los boneheads racistas y de extrema derecha. Para contrarrestar esto, los Business organizaron una mini gira junto a los Infa Riot con el lema de “Oi contra el racismo y el extremismo político, pero aún contra el Sistema”, aunque no estoy seguro si los boneheads nazis captaron del todo el significado del mensaje, de ahí que les llamemos “cabezas huecas”... 



El primer single de la banda llegó en noviembre de 1981 de la mano de Secret Records. “Harry May”, la canción que daba título al trabajo contaba la historia de un mafioso, mientras que en la cara B incluyeron “National Insurance Blacklist”, un tema que hablaba de las listas negras que los empresarios solían hacer para evitar dar trabajo a gente involucrada en sindicatos y luchas laborales. The Business aún no habían participado en ninguno de los dos recopilatorios de grupos Oi que por entonces habían sido editados. Se estrenarían con el tercero, el Carry On Oi, en el que incluyeron la canción “Suburban Rebels”. Dicho tema contiene una letra un tanto controvertida y que, por cierto, fue escrita por el poeta punk Garry Johnson. En ella atacaba a los que para él eran izquierdistas falsos, los chic@s de clase media que jugaban a ser revolucionarios de postín mientras vivían en zonas acomodadas. El “Ets un barato” de los Skatalà sería una versión “local” de dicha letra, aunque la letra de Garry Johnson era quizá algo más polémica por incluir estrofas como ésta en la que decía “Ondeas una hoz y un martillo pero nunca la Union Jack”. Aparte, nombra peyorativamente a Tom Robinson así como también a un político laborista. Garry Johnson se consideraba laborista de espíritu (socialista), aunque nunca había apoyado ni votado expresamente a ningún partido político. 


El siguiente recopilatorio en el que los Business tomaron parte fue el EP Bollocks To Christmas (Secret Records, 1981). Junto a ellos también estaban Max Splodge, los 4 Skins y los Gonads. Los Business incluyeron “Step Into Christmas”, que era una adaptación con la letra modificada de una canción de Elton John. Todas las bandas tuvieron que revisar las letras de todos los temas para evitar problemas legales de censura. Tras el tour con los Infa Riot se puede decir que los Business casi se desintegraron, pues a excepción de Micky Fitz, el resto de los componentes decidió dejar el grupo para formar otro llamado en primera instancia Q-Bow, y Smack después. 

Mark Brennan (bajo) y Steve Whale (guitarra) se unirían a los Business en 1982 tras dejar su anterior banda, The Blackout. John Fischer se ocuparía de las baquetas, mientras que para esta nueva etapa, el grupo decidió probar con un segundo guitarrista llamado Graham Bell y que provenía de los Conflict. Tanto Fischer como Campbell no durarían mucho, por lo que los Business volvieron al formato de una guitarra incorporando a otro ex Blackout, Kev Boyce, a la batería. Con esta nueva formación telonearon a los Cockney Rejects y parece ser que estos les hicieron la pirula con el sonido. Este asunto del sonido es uno de los típicos “problemas” por lo que toda banda pequeña que abre para otra más grande se encuentra más tarde o más temprano… 


El siguiente Single fue el de Smash The Disco`s (Secret Records, 1982). Los Business seguían dejando claro su odio a la escena discotequera, cosa que ya dejaron claro en su anterior sencillo en el que pusieron lo de “Anti Disco League Productions”. Tras un Single en solitario, los Business volvieron a participar en otro EP recopilatorio. Total Noise (1982) se llamó y era a su vez el nombre de la compañía que estaba detrás de él (si no me equivoco, Garry Bushell lideraba a su vez todo el proyecto). Los Blitz, los Gonads y los Dead Generation acompañaban a los Business, quienes incluyeron la canción “Loud, Proud And Punk”. Como anécdota, señalar que Steve Tannet de los Menace colaboró en el corte metiendo un solo de guitarra, pero se ve que lo hizo tan mal, que los Business lo tuvieron que “tapar” como buenamente pudieron. 


El siguiente Single del grupo se iba a hacer llamar Blind Justice, pero al final se quedó inédito ya que Secret Records no les pagó a los del estudio y estos se quedaron con la grabación. Aparte de este problema, los Business tuvieron movida con Lol Prior y lo acabaron despidiendo. Mientras trabajaban en el que iba a ser su primer LP (producido por Mick Jeggus de los Cokney Rejects), los Business incluyeron “Real Enemy” en el recopilatorio Oi! Oi! That’s Yer Lot! (Secret records, 1982). Mientras tanto, la banda hizo alguna que otra gira desastrosa, tanto económicamente hablando, como a nivel de “otros” problemas. Aparte de que la furgoneta les dejó tirados un par de veces, en Middlesborough por ejemplo Mick fue agredido por un contingente de unos 40 futboleros. Resulta que el Chelsea había jugado por la tarde en la ciudad y sus hinchas la habían liado a base de bien, por lo que los fans del Middlesborough decidieron pagarla con los Business simplemente porque eran también de Londres, lo que fue una absoluta gilipollez, pues los Business eran seguidores del West Ham. 


El LP Suburban Rebels salió finalmente en mayo de 1983 de la mano de Secret Records, quienes lo remezclaron de nuevo a espaldas del grupo, motivo por el cual el sonido no fue del todo bueno. Los Business grabaron al poco tiempo otro EP llamado Out Of Business (Secret Records, 1983) con los temas “H-Bomb”, “Last Train To Clapham Junction” y la versión de los Sham 69 “Tell Us The Truth”. Pero por entonces la compañía estaba ya al borde de la banca rota, por lo que única e increíblemente solamente salieron editadas 3 copias del mismo. Sin mánager, sin sello y sin dinero, los Business se quedaron en vía muerta y decidieron dejarlo. Micky Fitz y Steve Whale probaron suerte con Chapter, mientras que Mark Brennan hizo lo propio con los Sabre Dance (ninguna de las dos bandas llegó a actuar en directo a pesar de grabar alguna que otra maqueta). Kev Boyce se unió a los Bandits At Four O’Clock, donde militaba Steve Kent, el que fuera guitarra original de los Business

Pero en verano de 1984, Lol Prior, su ex mánager, le ofrece al grupo la posibilidad de editar un álbum en directo con el que era el nuevo sello que había creado, Syndicate Records. The Business 1980-81 Official Bootleg salió en noviembre de 1983. Como el sonido del disco era bastante malo, Prior les comentó de sacar un nuevo directo que en realidad lo grabaron en el estudio mismo. Tras poner encima voces de público, Loud, Proud And Punk-Live se pudo presentar pública y falsamente como un directo ese mismo año 1984. Loud, Proud And Punk-Live llevaba consigo dos versiones, una era la de “Pretty Vacant” de los Sex Pistols, y la otra “Do They Owe Us A Living” de los Crass. Los Business decidieron versionear a los Crass debido a la división que había por entonces entre las bandas de Oi y las de anarco punk. Los Business no veían bien esta desunión y con ello querían ayudar a que las dos facciones se llevaran mejor pues, según ellos, “al fin y al cabo, todos éramos punks”. No sé dónde leí que la hicieron en realidad para mofarse de ellos, cosa que no es cierta, pues los Business incluso visitaron la comuna de los Crass en un par de ocasiones e hicieron buenas migas sobre todo con Steve Ignorant. A su vez, algunos Conflict eran sus vecinos de calle y desde siempre se llevaron muy bien con ellos, la prueba fue la incorporación durante un tiempo de Graham Bell, del que ya hemos hablado anteriormente. 


La reunión en el estudio entre todos los componentes de los Business fue bien, por lo que decidieron continuar realizando un exitoso tour por Inglaterra. Por esta época Micky Fairbain, ex Skinflix, entró en la batería substituyendo a Kev Boyce. La compañía Syndicate Records, que por entonces había pasado a llamarse Wonderful World Records, les ofreció la posibilidad de editar nuevo material. El tema que titulaba el 12 pulgadas Get Out Of My House (1985), era en realidad una versión de un grupo setentero llamado Hustler. El hijo de Gary Glitter lo produjo y Paul Fox de los Ruts ayudó también con el sonido de las guitarras. “Foreign Girl” fue compuesta durante el periodo en que formaron Chapter, mientras que “Outlaw” estaba influenciada por los Rose Tattoo. En la foto de la portada aparecen los Business y sus colegas de la Northbrook Crew en el pub que frecuentaban. Uno de estos amigos era un conocido gánster que inspiraría después la canción “Spanish Jail”. Otras ediciones con Wonderful World Records fueron los doble recopilatorios Back To Back (1985). 


El Single Drinkin’+Driving apareció también en 1985 de la mano de Diamond Record. A la banda nunca le convenció la versión de “Drinking And Driving” que incluyeron en el LP Suburban Rebels, por lo que decidieron regrabarla de nuevo metiendo arreglos de piano junto a más coros. Hubo una versión 12” de dicho sencillo en el que se incluyó la versión de los Sham 69 “Hurry Up Harry”. La canción “Drinking And Driving” no pasó desapercibida para algunos. El encargado de la campaña “Si bebes, no conduzcas”, parece ser que no pilló la ironía del tema y llegó a declarar en la prensa que el disco era constitutivo de delito y que los componentes del grupo debían de ser juzgados por incitación al homicidio. Otra curiosa polémica en la que se vieron envueltos los Business fue cuando apareció otra banda llamándose The Business. Lo curioso del caso fue que dicha formación estaba encabezada por la hija de un aristócrata inglés. Unas “persuasivas” llamadas telefónicas más la aureola violenta que acompañaba al grupo por entonces, fueron suficientes para que la banda de la hija del duque de Rutland desistiera de llamarse igual. 


En diciembre de 1985 apareció un nuevo LP de la banda llamado Saturdays Heroes (Harry May), que destacaba sobre todo por el alegato hooligan que daba título al disco y el ya mencionado “Spanish Jail”. En 1986 saldría el recopilatorio Singalong A Business (Castle Communications), el cual se convirtió en el trabajo más vendido del grupo. Si los Business actuaron por primera vez fuera de Inglaterra en 1985, en Francia concretamente, en 1986 se embarcaron en una gira por Holanda con The Magnificent como teloneros. Si no estoy equivocado, la “famosa” y controvertida foto que corre por la red de los Business sobre un escenario rodeados por nazis, mostrando una bandera con la esvástica y con numeroso público realizando el saludo romano, es de dicho tour. 

Y es que la chusma nazi y la violencia en los conciertos de Oi, tristemente estaban a la orden del día en aquellos años. Coventry o el Scotter Rally de la Isla de Wight, donde hubo 150 detenidos, fueron algunos ejemplos en los que los Business estuvieron presentes, aunque quizá el más conocido de todos fue el ocurrido en el festival The Main Event de 1988, aunque por otra parte, ellos no eran el objetivo... Y es que durante la actuación de los Angelic Upstarts, un grupo de nazis liderados por Ian Stuart, el cantante de los Skrewdriver, atacó a los Upstarts debido a que eran abiertamente antifascistas y de izquierdas, motivo por el cual el concierto se acabó suspendiendo (ver video con un extracto del ataque aquí). 


En 1987 los Business incluyeron “Mortgage Mentality” en el recopilatorio Oi! The Resurrection, que salió de la mano de Link records, el nuevo sello que habían creado Lol Prior junto a Mark Brennan. Por lo demás, en ese año curiosamente también salió el LP de unos tal UK, que era el proyecto paralelo de jevi metal que tenían Micky Fitz y Steve Kent por la época. Ya en 1988 apareció en el mercado el 12” Do A Runner. Los dos temas realmente nuevos eran el que daba título al trabajo más el “Welcome To The Real World”, canción que unos meses más tarde sería la que daría el nombre al nuevo y flamante LP del grupo. El disco cuenta con un sonido roquero muy melódico y pulido (puede que incluso demasiado), motivo por el cual el estilo de la banda me recuerda un poco al de los Cock Sparrer. Ese disco es sin lugar a dudas de lo mejor que grabaron en toda su carrera. 

En 1988 la banda tocaría por primera vez en Dublín además de volver por tierras francesas, donde actuaron en un festival junto a los Toy Dolls, a quienes acompañaron sobre el escenario cuando tocaron en el bis su éxito “Nellye The Elephant”. Tras este concierto los Business no volvieron a tener ningún bolo en un largo periodo de tiempo. Mark Brennan estaba más centrado en el sello que en el grupo, cosa que terminó por llevar a la banda al dique seco. Se confirmaba así un nuevo parón en la carrera de la banda. Steve Whale se uniría entonces a un proyecto de jevi metal y Oi llamado Heavy Metal Outlaws junto a Roy Pearce de los Last Resort, mientras que Mark Brennan y Steve Kent grabaron alguna maqueta con gente de los The Crack, aunque nunca llegaron a presentarse en público. En cuanto a los Business, a nivel discográfico, en 1989 saldría el álbum en directo Live And Loud!! (Link records, 1989) con la actuación que dieron en el festival The Main Event, mientras que en 1990 Link editaría un recopilatorio llamado Called In And Out Of Business.

El 24 de febrero de 1993 moría Bobby Moore, el capitán de la selección inglesa en el único mundial que ha ganado Inglaterra (1966). Pero además Bobby jugaba con el West Ham, por lo que cuando los Business fueron preguntados si querían participar en un concierto-homenaje en su memoria, no se lo pensaron dos veces. Como Mark Brennan no estaba interesado en tocar, Lol Prior volvió de nuevo a ocuparse del bajo. Junto a ellos estuvieron también algunos Cock Sparrer, The Blood y The Elite. Tras la buena recepción que obtienen, otros conciertos son programados. The Business aparecen sin estar anunciados en un festival en Londres y realizaron un intento de tocar en Alemania que acabó siendo fallido debido a que se suspendió la fecha por el “volátil clima político” (sic) del momento. Al final actuarán en Bélgica, eso sí, no sin problemas, ya que al promotor le fue muy complicado encontrar un sala donde albergar el concierto debido a la presión policial y a la prensa sensacionalista. En marzo de 1994 pudieron realizar finalmente una mini gira por Alemania, aunque esta vez los problemas fueron de otra índole, ya que Micky Fitz se quedó afónico y se jodió la espalda, cosa que provocó que un par de conciertos más que cantar, murmurara por el micrófono sentado en una silla… 



En 1994 el EP Anywhere But Here saldría con el sello alemán Walzwerk Records, una compañía que, la verdad, no es del todo santo de mi devoción. Algunas bandas que grababan en ella están bien, pero otras, en mi opinión atufaban realmente mal políticamente hablando. Volviendo al trabajo en sí, parece ser que hubo unos problemas con las planchas y eso hizo que el sonido del EP fuera un poco chungo. Por esta época los Business también grabaron algunos cortes en acústico que no saldrían hasta 1996, dentro de un EP titulado Death II Dance (Taang Records). 

Keep The Faith salió en octubre de 1994 con el sello alemán Century Media. Como ya hicieron en el LP Welcome To the Real World (concretamente con la de “Hand Ball”), los Business volvían a acordarse del más grande entre los grandes, Diego Armando Maradona, eso sí, en sentido negativo. Aun habiendo cosas interesantes como siempre, este disco no es de mis favoritos. Es además un poco cuando se empiezan a abrir a las influencias del hard core americano en su música. Y precisamente, en agosto de 1994 fue cuando los Business finalmente lograron hacer un par de fechas en los USA obtuviendo una muy buena recepción aunque teniendo a su vez no pocos problemas "con los de siempre". En realidad, esos años, los Business casi que tocaban más fuera de Inglaterra que en su país, pues era en sitios como Alemania, Austria, Bélgica o Italia donde solían encontrar un público más entusiasta. 


En marzo de 1995 volvieron a girar por los Estados Unidos, aunque el tour no estuvo extenso de problemas con los nazis de turno que se dejaban caer en cada actuación de la banda. De dichas movidas hablaré en la siguiente entrada, pero hay que decir que aparte de con los nazis, tuvieron mil y un problema de todo tipo. Un ejemplo de ello sería la anécdota que explicó en su día Steve Whale: “tras tocar en Lincoln, tuvimos un durísimo viaje hasta Seatle. Tardamos 32 horas con lluvia, nieve, viento y hasta sol. Teníamos un roadie que era una pesadilla. Desde el principio no nos gustó, pero decidimos darle tres días de prueba. En Dallas se compró una pistola y tras esto hubo una sucesión de diferentes incidentes con armas de fuego fuera de nuestro hotel. Una noche dormimos en una caravana y cuando me levanté por la mañana, me encontré que tenía una marca de pistola en mi cuerpo. La noche anterior, el tipo se emborrachó y dejó la pistola sin el seguro puesto en la caravana. Sin darme cuenta, dormí encima de ella. Lo despedimos.” 

En otra ocasión, Micky Fitz explicó esta otra anécdota en una entrevista que dio para el Maximum Rock’n’Roll fanzine (creo que habla de la gira del año 1994): “cuando giramos el año pasado y fuimos a Nueva York, el chico de la agencia, Tim, nos dijo: mira, me sabe mal decir esto pero creo que habéis venido en el peor momento. Un par de skinheads han asesinado a sus padres. No eran skinheads, eran simplemente boneheads garrulos, que es diferente". No siempre los problemas venían de las filas nazis, en el año 2000, durante una actuación en Salt Lake City, Micky Fitz fue atacado esta vez por unos Straight Edges descontentos con algunas de las letras del grupo (ya sabéis, “drinkinig and driving”). La conexión con los USA se hizo mayor tras firmar con la compañía Taang Records, con la que aparte del EP acústico que grabaron en 1994, editaron el disco The Truth, The Whole Truth And Nothing But The Truth. Producido cojonudamente por Lars fredericksen Rancid/OFC, este estupendo trabajo hizo que los Business volvieran a estar en auge y por méritos propios. En el disco se combinan de manera óptima el clásico punk-Oi de la vieja escuela con el Street Punk más actual proveniente de los USA, con lo que el grupo sonaba revitalizados y más frescos que nunca. 


Pero posiblemente The Business tocaron techo a nivel de popularidad con el Split CD compartido con los Dropkick Murphys llamado Mob Mentality. Aunque los de Boston no estaban todavía en su punto de popularidad más alto, poco faltaba, y es por ello que el reconocimiento que les hicieron a los Business dice mucho del estatus con el que contaban Micky Fitz y sus chicos. A partir de aquí el nivel de calidad de los trabajos de los Business bajaría un poco, para qué engañarnos. Esto se debió quizá a que en sus últimos años no paraban de entrar y salir miembros de la formación, siendo Micky Fitz el único que se mantenía. Cuesta a su vez seguir la discografía de la banda por la cantidad de reediciones, piratas, recopilaciones, EP que luego salen como 12” o LP con temas ya editados o alguna que otra rareza, etc que han salido al mercado últimamente. Discos compartidos han vuelto hacer con los escoceses Control y los italianos Il Complesso, mientras que el resto de trabajos que cerrarían de momento la discografía del grupo son: No Mercy For You (Burning Heart Records, 2001), el EP Mean Girl (Bad Dog Records, 2008), Doing The Business (2010) y el EP Back In the Day (Randale Records, 2014). 


Por lo demás, decir que Micky Fitz tuvo problemas con el alcohol y la cocaína, a esta última y según algunas fuentes, estaba muy enganchado. Aparte, en 2015 fue diagnosticado con un cáncer en la glándula linfática, lo que a la postre le llevaría a la tumba. Micky falleció el 1 de diciembre de 2016, siendo posteriormente incinerado. En 2019, compañeros de fatiga y amigos le van a rendir un merecido homenaje dentro del festival Punk And Disorderly de Berlín. Antiguos componentes de los Business tocarán los clásicos del grupo y de las voces se ocuparán gente de la talla de Al Barr (Dropkick Murphys), Jeff Turner (Cockney Rejects) o Roi Pearce (Last Resort). Tiene pinta de que va a ser memorable… 

- The Business Facebook Oficial
- The Business Biografía 2ª parte 
- The Business Biografía 3ª parte 

jueves, 6 de diciembre de 2018

Pete Shelley (DEP)


DEP - ¡Que la tierra te sea leve! - DEP
Buzzcocks - "Love You More"

Algunos conciertos recopilados entre el 7/12 y el 13/12

Salve de La Polla Records (Libro)


- Salve de La Polla Records: próximo libro de Roberto Ortega.

En noviembre estará disponible "Salve de La Polla Records", libro con el que se inicia una nueva colección, "Grandes plásticos del Rock Vasco". En ella se pretende aglutinar los mejores elepés de rock vasco publicados durante la década de los ochenta, empezando por el Salve de los de Agurain. ¿Es entonces una biografía de La Polla Records?

Pues no, el libro trata del disco en cuestión, aunque se remonta a los inicios de la banda. Es decir, un breve repaso desde los inicios del grupo hasta la grabación del disco, además de curiosidades o anécdotas durante su creación. Ediciones plastificadas o críticas en los medios de comunicación sobre el disco son dos aspectos que se tratan en el libro. Algunas declaraciones también podremos encontrar, así como una muy buena lista de conciertos que viene al final y que incluye hasta el año 87. No son todos pero sí muchos, un trabajo titánico por la cantidad de ellos.

También hay un hueco para "Revolución", haciendo eco en algunas cualidades o similitudes con su hermano mayor. Incluso se explica de una forma más que clara, cómo fue la desastrosa grabación del "No somos nada". Todo ello de forma muy amena y escrito por Roberto Ortega, autor de los libros de Eskorbuto o Cicatriz.

En esta ocasión no se trata de ningún ladrillo enorme, más bien todo lo contrario. No te sorprendas al encontrar un libro en formato de bolsillo, pequeño pero con 240 páginas y letra más bien pequeña. Es más bien un libro para leer en una tarde intensa o tal vez dos, de esos que yo llamaría de cabecera. Creo que te puede sorprender este trabajo y sobre todo la colección "Grandes plásticos del rock vasco", que ya desde la editorial Zona Cero adelantan sus dos próximos títulos: "Barrio conflictivo" de Barricada y "Anti Todo" de Eskorbuto. 

lunes, 3 de diciembre de 2018

Crónica Cock Sparrer en Badalona (1-12-2018)




Cock Sparrer - La Inquisición - The Upset. Sala Estraperlo (Badalona). 25 €

¡¡Gracias, gracias, gracias y mil veces gracias a los chicos de HFMN!! No se me ocurre otra manera de empezar esta crónica que agradeciendo este magnífico e increíble regalo que nos han hecho a los seguidores del punk y del Oi. El Estraperlo celebraba su X Aniversario trayendo a esta mítica banda a esta sala de pequeña capacidad en donde pudimos ver a estas leyendas a un metro de distancia. 

Debo reconocer que estuve nervioso durante todo el día, he ido a muchos conciertos pero nunca a una “Private Party” como iba a ser esta vez. Cuando me enteré del evento, al cual no se le dio publicidad para que la sala no registrara un lleno absoluto y agobiante, aluciné supongo como todo el mundo. ¿Los Cock Sparrer al Estraperlo? Ufff qué salvajada!! Era una cita que no podía perderme, me enteré un poco tarde, cuando sólo faltaban 15 días para la fecha, pero por fortuna pude finalmente conseguir una de las preciadas entradas.


Entré cuando La Inquisición llevaban 4 o 5 canciones y la sala tenía ya un aspecto bastante imponente (lo que sería la gente que corresponde al cabeza de cartel, esta vez ya estaba para los teloneros). En el Barna`n´Roll no los pude ver ya que tocaban de los primeros y muy pronto, por lo que esta vez me pude resarcir viéndolos aquí. Sólo decir que la banda se lo curró marcándose un buen concierto arropado por casi la totalidad de la sala que coreaba sus canciones y donde se notaba una gran complicidad. Es un grupo que va cogiendo cada vez más nombre con un directo potente que une tanto potencia como melodía, una combinación que a mí personalmente es lo que más me gusta dentro del estilo Oi. 


Tras el cambio de escenario, con la gente ya con muchos nervios, aparecieron los londinenses con la mítica música introductoria que utilizan siempre en sus conciertos y después, su insuperable “Riot Squad” para empezar. Allí ya volaron por los aires 4 o 5 vasos de cerveza mientras sonaban esos primeros acordes. No hace falta esconderlo porque es una evidencia, que se trata de una banda veterana con todos sus componentes rebasando los sesenta años, pero pese a todo no son un grupo que se quede ahí estático en el escenario sin apenas moverse. Algunos se mueven más que otros pero para la edad que tienen, se lo curran y sólo realizan una mini paradita al final que también tiene su mérito. Quizás al que vi un poco más cascadete fue al Steve Burgess, el bajo, pero pese a ello hizo bien su misión y cumplió con su cometido. Una de las veces subió un espontáneo que justamente pasó por su lado para tirarse al escenario y al hacerlo, le dio un toque casi provocando la caída al suelo, se desestabilizó un poco pero continuó sin problemas. También hay que decir que de los cinco componentes, el bueno de Steve Burgess es claramente el que está menos fornido. 



Respecto al set-list, básicamente dentro de lo esperado, los clásicos más populares, es decir, prácticamente la totalidad del Shock Troops (9 de 10) que suelen más o menos tocar siempre, más dos del nuevo trabajo Forever, y las otras diez una recopilación de las mejores canciones que tienen entre el primer y más exitoso álbum y el último, destacando entre ellas “Tough Guys”, “A.U.” o “Suicide Girls”, entre otras. El público estuvo entregado desde el primer segundo, coreando todas las canciones y todas las melodías de guitarra que son potencialmente coreables. En las primeras filas el pogo fue constante durante todo el concierto pero en ningún momento violento. Un par de veces hubo algún enganchón pero del mismo individuo con otras dos personas del público, pero todo por motivos etílicos, claramente se vio que ahí no había ningún otro problema que no fuera ya el efecto del alcohol, el cual ya empezaba a hacer mella. Subidas al escenario hubo algunas, pero nada exagerado que llegara a molestar a los músicos, eso sí, una chica repitió varias veces y en una de ellas perdió uno de sus zapatos Martens granate, que muy amablemente se lo guardaron para cuando estuviera ya de vuelta a su sitio.


Respecto al lleno, claro que la sala estaba a tope, pero no hubo ningún overbooking excesivo que convirtiera aquello en agobiante. Debo reconocer que hace unos años, cuando Vómito regresó a los escenarios y vinieron al Estraperlo, aquello sí que se puso hasta la bandera y no había manera de moverse ni para ir a la barra ni al wc, quedándose varias personas fuera sin poder entrar. Esta vez fue diferente, muy lleno pero sin sobreaforo. Colin McFaull, el cantante, estuvo muy atento con el público y a cualquiera que lo veía cantar más de la cuenta le acercaba el micro. Si alguien le ofrecía la mano, él se la chocaba amablemente y en todo momento se mostró muy maravillado con Catalonia y su gente. Hubo un momento en que preguntó cuánta gente los había visto anteriormente y cuántos de los asistentes habían estado en su visita a Durango en 2010, quizás guardan un buen recuerdo y por eso lo mencionaron a modo de anécdota. 


La otra anécdota de la banda fue cuando Mick Beaufoy, uno de los guitarras, se tiró al público justo al acabar el concierto, siendo llevado en volandas unos segundos hasta volver de nuevo al escenario. Sinceramente no me lo esperaba de él, pues vi más marchoso a Daryl Smith, el otro guitarra y también componente del grupo Argy Bargy, pero bueno, se atrevió Mick y yo que le agradezco el buen detalle. Destacar también el buen rollo de la banda, que hizo alguna broma amagando que tocaban “Argy bargy”, empezando los acordes dos veces para después parar y no continuar con ésta sino con otra canción distinta. 


Cumplieron de sobras con sus 90 minutos de concierto y con sólo un minutito de pausa para refrescarse, dejando para el final tres himnos como “Where are They Now”; la mítica canción que versionó La Polla Records como “Ángeles caídos”, y “England Belongs to Me”, ambas canciones coreadas enérgicamente por el público, ya que el grupo dejó de cantar para que lo hiciera la gente, para despedirse con “We´re Coming Back”, otro de los himnos imprescindibles de su carrera. 


Nota final del concierto: un 11, ay no perdón, que no se puede!! Lo dejaremos en un 10, tanto por la actuación, el público y por la brillante idea de traerlos para celebrar el X Aniversario de la sala. Fue un concierto de los que te guardas en la retina para de aquí a unos cuantos años poder presumir que tú fuiste uno de los pocos privilegiados que pudieron asistir a este histórico acontecimiento. Al terminar todo me vino a la cabeza el pensamiento que a algunas personas mayores les pasó tras ganar el Barça su primera copa de Europa: “Ahora ya me puedo morir tranquilo”. Pues eso, después de ver este bestial concierto ya me he quedado en paz!! 

- Texto: Germán. 
- Fotos: Germán y Brais.