domingo, 23 de abril de 2017

Crónica The Fuzztones Barcelona (20-4-2017)


The Fuzztones + Thee Vertigos. Sala Marula Café (Barcelona). 15-20 €

Abrieron para los Fuzztones la banda valenciana Thee Vertigos. No había escuchado previamente nada de ellos y la verdad es que me gustaron mucho. Tienen un sonido muy 60’s y además de garaje, se les nota influencias de muchos otros estilos. Tocaron una media hora o 45 minutos. El público bailaba los temas y los comentarios después de su actuación eran muy positivos. Thee Vertigos hicieron bien su trabajo de caldear el ambiente para The Fuzztones. Mucha gente entre el público llevaba camisetas de The Sonics, cosa que no es de extrañar porque la banda tiene muchas versiones de ellos.


Salieron al escenario The Fuzztones. El líder de la banda, Rudi Protudi, llevaba un chaleco de motorista con el logo del grupo en la espalda. Me sorprendió que no estaba Lana Loveland a los teclados y buscando información, he sabido que es por el nacimiento de su hija. El chico que sustituyó a Lana lo hizo genial. Me encanta el equipo que utiliza la banda: amplis, guitarra y bajo de la marca Vox, todo muy sixties. También me resultó muy curiosa la forma de tocar del batería, que a veces se sentaba sobre el tambor y tocaba medio acostado. Comenzaron como es habitual en ellos con “The Blues Theme”, versión de la banda de los 60’s Davie Allan & The Arrows. Aunque ya tiene sus años, Davie Allan sigue en activo. Me encantaría verlo en directo, ya que para mí es el rey de la guitarra “fuzz”. 


El concierto combinó temas cañeros como “Bad News Travel Fast” o “1-2-5”, con otras canciones más tranquilas y psicodélicas. La verdad que los Fuzztones dieron un pedazo de concierto que permanecerá mucho tiempo en mi memoria. Sin embargo, no todo fue positivo. Al acabar el concierto todo el mundo empezó a pedir los bises, apareció el batería en el escenario para recoger las baquetas y por señas, se hizo entender que no era por ellos que no salían, sino que era porque no les dejaban tocar más rato. La cara de incredulidad de la mayoría del público era un poema, todo el mundo estaba esperando las versiones de The Sonics: “Strychnine” o “Cinderella”. Me pareció una cabronada, tanto si cortaron para evitarse movidas con la guardia urbana/ayuntamiento, o porque después había sesión de discoteca que es lo que da pasta. El tema se hubiera resuelto empezando el concierto antes, o al menos puntual, no que de esa manera nos perdimos las canciones más emblemáticas del grupo.

Este concierto y todos los que organiza A Wamba Buluba Club los jueves en la sala Marula Café acaban muy tarde, cuando el metro y los trenes de cercanías ya no funcionan. Eso de que los fines de semana “empiezan los jueves” está muy bien como slogan publicitario, pero la realidad de muchos es que el reloj el viernes nos suena a las cinco de la mañana para ir a currar. Si en vez de a las 00:30 los conciertos acabaran a las 23:00, yo personalmente iría por el Marula mucho más de lo que lo hago, porque la verdad que la programación es genial.

Carlos.

- Fotografías cortesía de Aitor Rodero.

Rockin' nº 3 para descargar


Rockin’ nº 3. Barcelona. Marzo de 1985. 

Contenidos. Noticias musicales, Brighton 64, Litus Van (Donostia), He.Lio (Sevilla), Dirigidos (Madrid), C-Pillos (Barcelona), Almendra (Galicia), Metro (Galicia), Kremlyn (BCN), Boomerang (Sabadell), Especial Valencia (Interterror…), 1ª Redez-Vous Rock Barcelona-París (Ludwig Von 88, etc), Primavera Negra (Lleida), El Hombre de Pekín (BCN), Joy Division, Otis Redding, Claustrofobia, Rock en Català... Más cine (Wim Wenders…), cómics (Martí, Azagra, Miquel Ratera), arte y comentarios sobre fanzines y discos. 

Nota. Revista musical ochentera que estaba dirigida por Patrick Jean Boissel, músico y productor francés que por entonces andaba afincado en Barcelona. Boissel pasó por diferentes grupos como Lemo, Patrick y La Marca Amarilla e incluso tocó durante un tiempo la batería con los Último Resorte. Hoy en día vive en los USA donde continúa con su faceta de productor musical. Desconozco cuántos números de Rockin’ llegaron a salir ni el tiempo que duraron en el mercado. 


(Hay que loguearse en Issuu para poder ver el botón de bajar/download)

martes, 11 de abril de 2017

Kaos Urbano- Argies- Hard Skin- Astronauts- Trust


Kaos Urbano. La hora del baile. Rock Estatal Records (2016).

Reconozco que nunca hasta ahora me había interesado mucho este grupo. Me caían bien por su postura política, pero musicalmente tampoco me parecían nada del otro jueves. Hasta que escuché La hora del baile. Ya se sabe que en estos tiempos de internet y de saturación musical, es difícil a veces apreciar los trabajos como es debido. Este La hora del baile es un trallazo de disco de principio a fin y eso hizo que me lo acabara pillando original. Y es que ya desde la primera escucha me dejó flipado. La misma intro te engancha sin remedio y así, hasta el total de 14 canciones que trae. Sonido, arreglos y producción exquisita, el vozarrón del Sku siempre al límite, esos coros buenísimos y, sobre todo, una colección de temazos para dar y vender con unas letras muy buenas. Todo esto ha hecho que los Kaos Urbano pasen a ser ahora una de mis bandas de cabecera del estado. A destacar a su vez las versiones-adaptaciones de los Crack ("Siempre estaré ahí”-“I’ll Be There”), y la de “Ángel caído” de Mafia Boy, canción que ya la hizo en su día Sku también con los increíbles La Banda del Destierro. En definitiva, este La hora del baile se sale!

- Escucha La hora del baile 
- Kaos Urbano Facebook


Argies. Siempre Alerta. Combative Records (2015).

Doble CD en directo de los Argies que fue grabado en 2014 en dos conciertos distintos, uno en Rosario (Argentina), y el otro en el Rebellion Festival de Blackpool. 28 cortes componen este Siempre alerta, en lo que es un buen resumen de toda la discografía del grupo, versiones incluidas también (Banda Bassotti, Parabellum, Kortatu, Sham 69, Ramones, The Clash, Los Violadores…). El trabajo cuenta con un depurado sonido que pienso que es un buen reflejo de lo que es la puesta en escena de estos punk rockers argentinos. No hay retoques, prueba de ello por ejemplo es la pequeña parada que hacen durante el “Psycho Killer” de los Talking Heads debido a lo que parece ser una pelea. Si les tuviera que poner alguna pega, diría que no me acaban de convencer mucho algunas de las adaptaciones que hacen, pero bueno, por lo demás, los Argies suenan de lujo en temas como “Nuestra llamada”, “Señales difusas”, “Cada pieza en su lugar”, “Misericordia” o la mítica “Roba tu alma”, con la cual yo los conocí a través de WC Records



Hard Skin. We’re Fucking Business- Singles 1975-1977. JT Classics (2015).

Al no consumir vinilo, con algunas discografías me pierdo un poco, sobre todo con aquellas como la de los cachondos Hard Skin, los cuales suelen editar singles y EP’s a punta y pala. Pero bueno, lo mismo que lo hacen, hay que reconocer que también sacan estos útiles recopilatorios en CD en el que meten esos temas que se me van pasando, por lo que así los puedo finalmente degustar. Aunque puedan recordar al clásico punk-Oi ochentero y coreable de toda la vida, se puede decir que los Hard Skin ya se han hecho con un sonido característico, sobre todo por su actitud y sus letras. No pases por alto temazos como “Bread Makers” o su archiconocido himno “We are The Wankers”, el cual viene tanto en estudio como en versión “live”. Como dicen en los créditos del libreto: “Fuch The Fascists and Fuck The Filth”. 




The Astronauts / The Destructors. One Wave / Schwerpunkt. Rowdy Farrago Records (2012).

The Astronauts fueron compañeros de batallas de bandas como los Zounds (en este Split versionan la de “Can’t Cheat Karma”) o The Mob a finales de los 70. Efectivamente, ellos son otro de los grupos anarco-punk en su versión post-punk, esos que tanto me gustan!! Eso sí, además de post-punk, The Astronauts tienen a su vez una clara influencia jipi rockera-folk en su música, cosa que no los hace menos interesantes. Y precisamente, la canción que da título a su parte del Split, “One Wave”, es en la que más se pueden apreciar todas estas influencias que antes comentaba y es de largo, la mejor. “Yes, We Can (But We Don’t)” también me ha gustado, aunque he de decir que quitando estos dos cortes, el resto es bastante pasable, la verdad. The Destructors pertenecen al “conglomerado” de formaciones que pasaron con más pena que gloria por la denominada 2ª Ola del Punk Británico. Tras su primera separación (uno de los componentes terminó en los Prodigy), diversas encarnaciones de la banda con ligeramente el nombre modificado aparecieron a lo largo de los años (Destructors 666, Destructors V…). Actualmente únicamente queda como miembro original su vocalista, Allen Adams. The Destructors son la parte digamos más punk genérico de este Split. Meten algunos temas bastante guapos (“Dot Dash”, “I Did It All By Myself”, o la versión de los Astronauts “Everything Stops For Baby”, por ejemplo), aunque pecan de ser algo irregulares. Este grupo ha grabado bastante material últimamente y según veo, son muy dados a los discos compartidos. Por tanto, debería revisar mejor su discografía, pues seguro que cuentan con cosas interesantes. 


Trust. Repression. Eastworld Records (2012).

No soy muy amigo de los sonidos jevis, pero este disco de los franceses Trust aún se puede escuchar algo, pues pertenece a los primeros tiempos del grupo, cuando eran más rock duro que otra cosa. Editado originalmente en 1980, la canción más famosa del álbum es sin duda el “Antisocial”, sí, la que versionearon posteriormente los Anthrax (al igual que la de “Les sectes”). Repression como decíamos es un álbum de rock duro/hard rock que a veces me ha recordado a los Barón Rojo, otras a los Barricada de los comienzos, y que cuenta también con sus influencias de rock progresivo. He nombrado a los "Barón" y es que como los hermanos Castro hicieron en su día, los Trust a su vez intentaron la aventura de cantar en inglés y grabaron íntegramente el Repression en la lengua de Shakespeare. “Le mitard” también me ha gustado bastante y, por lo demás, decir que me interesé en su día por el disco por ser en francés, pues es en mi opinión lo que le da un toque diferente entre tanta saturación que tengo de bandas cantando en el idioma del imperio. Bueno, si te identificas con los sonidos duros, Trust te gustarán…