lunes, 12 de agosto de 2019

Vacaciones + Conciertos recopilados hasta el 8/09

Entrada programada. Me tomo unos días libres, aquí os dejo con todos los conciertos y demás movidas que he podido recopilar hasta el 8 de septiembre. No me hago cargo de los posibles cambios o cancelaciones. Nos leemos en un mes...

Nosotros, los normales: Ebook en español sobre GG Allin


GG Allin es un músico de punk rock. Compone y toca canciones sobre violar mujeres. Sobre pegarles. Cortarlas. Lastimarlas. Matarlas. Sobre abusar de menores. Sobre linchar negros y asesinar maricas sidosos. En sus shows golpea a la audiencia. Les tira botellazos. Se corta. Sangra. Hace sangrar. Caga en el escenario. Se refriega la mierda que acaba de cagar. Se la come. Se la arroja a la audiencia. Tiene montones de fans. Lo admiran. Lo consideran un rebelde. Un transgresor. Un mesías. Se vuelve una celebridad mediática. Participa de los talk shows televisivos de mayor audiencia. Dice que se va a suicidar en el escenario. Dice que si viola a una adolescente, gracias a él, la chica será más fuerte al crecer. Dice que salvará al rock'n'roll. Un día se muere de la manera más banal: una sobredosis. Pasan veinticinco años. Todavía se filman documentales sobre él. Se escriben tesis de doctorado. Su música entra a los karaokes. Se hacen homenajes. Muñequitos. Remeras. Máscaras. Todavía seguimos hablando sobre él. Todavía nos entretiene.

“Nosotros, los normales”, el libro de Marcelo Pisarro recién publicado por IndieLibros, trata acerca de la música de GG Allin y de cómo esta música, y los símbolos y los gestos provocados por esta música, instauraron nuevas normalidades cotidianas sin que apenas nos diéramos cuenta. La pregunta es cómo una música particularmente mala y orillera, impulsada por el racismo, la xenofobia, la pedofilia, la coprofilia y la misoginia, por la llamada al asesinato, a la violación y al abuso de menores, consiguió volverse cultura aceptada. Cultura legítima. Parte de la silenciosa familiaridad de los actos cotidianos. Pero también objeto de celebración: de diferencia, de transgresión.

El autor propone que transgredir prohibiciones es una banalidad. Sucede todo el tiempo. Existen reglas previstas por ritos, por costumbres, por géneros discursivos y por acuerdos de sentido para contener, crear, distribuir, vender y consumir transgresiones. Si la prohibición dice “No hagas eso”, la transgresión le responde: “Yo hago lo que quiero”. Y lo dice en conformidad con un conjunto de reglas bien constituidas para que algo así pueda ser dicho.

La hipótesis del libro es que GG Allin, autoproclamado terrorista del rock’n’roll, fue una excepción a las reglas, y a la vez, un principio de reglamentación para todas las demás excepciones del mercado. Un recordatorio, tan pertinente para la música de punk rock, de que si fuiste capturado por los lenguajes de época, atrapado por los imperativos del poder, entonces, tal vez, no eras tan radical como pensabas.

“Nosotros, los normales”, escrito por Marcelo Pisarro, se publicó en la nueva colección de ensayos Panorámica, que Patricia Kolesnicov dirige y edita para IndieLibros.

Italonolli: Es desahogo


El desahogo - Bandcamp
Italonolli - Facebook

Barne Guda: Jainkoen Heriotza



El grupo punkrock Barne Guda (Euskal Herria) os presenta su primer trabajo, un EP titulado "Jainkoen Heriotza". Este trabajo consta de tres canciones, "Jainkoen Heriotza", "Herri Txikiek" y "Doinu Berdinarekin", que han sido grabadas por Urtzi Iza y ya se encuentran disponibles en Youtube, con diseño de Mavgia Diseinuak. Proximamente estarán disponibles en Spotify y el resto de plataformas.

Barne Guda - Facebook

Crap: Law & Order



Crap - Facebook

Día de Eskorbuto (31-08-2019)


Eskorbuto Eguna - Día Eskorbuto 

Santurtzi Mamariga 31-08-2019
Inauguración del mosaico dedicado a Eskorbuto y concierto:
Paco Eskorbuto +
Grupos de versiones de Eskorbuto
Cambio ubicación del conzierto:
Debajo de calle Vallejo 
(Aparkamiento Bruno Alegría)

miércoles, 7 de agosto de 2019

4ª Crónica Rebellion Festival 2019



Este año la organización del festival destinó un espacio para el recuerdo de toda la gente vinculada al festival o al punk y que fallecieron recientemente. El punk nació hace ahora más de 4 décadas y muchos de sus miembros sabido es que son ya muy puretas. Pero aparte de esto, por medio están además las malditas enfermedades que a tantos y a tantas se están llevando prematuramente por delante. El merecido memorial era bastante simple pero muy emotivo. Estaba lleno de mensajes y fotografías que dejaban los visitantes en homenaje a tod@s l@s caíd@s y, la verdad, era muy triste verlo, pues algún@s de l@s que aparecían en las fotos eran realmente muy jóvenes… En fin, puto cáncer, putos accidentes de coche, putas drogas y puta vida!!! Pese a todo, Punk’s not Dead!! 

Fatal Blow

Los cabrones de la organización se habían empeñado en hacerme madrugar. El domingo también tocaba llegar pronto al recinto del Winter Gardens ya que los galeses Fatal Blow tocaban a la una del mediodía y no me los podía perder de ninguna de las maneras. Con su segundo disco, Victimized (editado por Mad Butcher), se han superado y es que está mejor que su predecesor. La actuación de los Fatal Blow se hizo muy corta, gustó a tod@s pero nos dejó con ganas de más. Bastante público viéndoles pese a la hora y pese a ser el último día del festival. Entre la audiencia, me sorprendió ver cantando los temas y disfrutando como el que más a Sebi de los Stomper 98. Sí, como suena. Si volvéis a la crónica del sábado, cuando hablaba de su colaboración con los Komintern Sect, comenté también lo de su polémica y terminé con un PERO. La continuación al "pero" es precisamente ésta. Ojalá no me equivoque, pero este tío se merece otra oportunidad al menos por mi parte. Mejor cantando con los Komintern o disfrutando de los Fatal Blow como yo lo vi que posando con desechos "humanos". No sé si esto hará cambiar de parecer a much@s que lo teníais como yo en la lista negra, pero repito que me alegró verlo así y dejo constancia honesta de todo lo que vi. Mejor centrarse en grupos ambiguos o de derechas de verdad, que perder el tiempo con Perkele, Exploited y demás… Es mi opinión, vamos. 

Catlow
Suede Razors

Tras los de Cardiff me fui al acústico a descansar, pues en el último día del festi las fuerzas escasean… Vi a Catlow y me gustó, aunque reconozco que por momentos no estuve por su concierto y es por ello que entono el mea culpa. En el escenario acústico, que no es muy grande, es de muy mala educación estar hablando mientras alguien toca. Y no solo eso, pues también vi como una gente estaban sentados en una de las mesas en frente mismo de la chica dándole totalmente la espalda y cascando todo el rato. Joder, eso no se hace! El garito, a pesar de no ser muy grande, cuenta con otra zona en la que puedes hablar y gritar sin molestar a los que tocan. Ahí queda dicho. No vais a la medalla de hojalata porque los del sonido con los DOA se lo merecen más que vosotros. Tras Catlow, de vuelta por el escenario grande para ver a los Suede Razors. Su Glam Oi me encantó, pese a que prefiera a los Harrington Saints (el cantante es el mismo). No los conocía de nada y es por ello que no puedo hablar de las canciones que tocaron a excepción de una sorprendente versión que de los Red London se hicieron, la de “Wish The Lads Were Here” (del disco Last Orders Please). No sé si los Red London sabían que Suede Razors la habían grabado (me imagino que sí), pero doy fe de que se enteraron que la tocaron en directo en el festival porque estaba en un pub papeando cuando entró el Gaz Stoker y una pareja se lo comentó. Termino diciendo lo mismo que escribí en su día acerca de los Harrington Saints y su ideología política. Sin ser abiertamente un grupo político, versionean a los Angelic Upstarts, reivindican al cantautor socialista Attila The Stockbroker, y ahora con su otro proyecto versionean a los Red London. Bien por ellos, ya podría cundir el ejemplo entre otras bandas de Oi americanas que no se mojan lo más mínimo! 

1919
Eastfield
Acid Attack

El post-punk es un estilo al que últimamente estoy bastante enganchado. Esto obviamente no quiere decir que me gusten todos los grupos del género. De 1919 tenía muy buenas referencias, pero la verdad fue que me dejaron bastante indiferentes. Tras disfrutar un rato de los Eastfield, me fui a probar una banda que nunca antes había visto. Acid Attack facturaban un punk político que intercalaba sonidos cañeros con otros más oscuros o post punk. Se me ha pasado hablar de las galerías de arte del piso de arriba. Todo muy chulo e interesante de ver. No sé si los artistas vendieron mucho o poco pero algunas cosas eran realmente muy apetitosas.

Barstomer 1649
Conflict

Y hablando de Attila. Como me perdí por segundo año consecutivo al Attila con los Barstormer 1649 (año en que se derogó la monarquía en Inglaterra, duraron sin reyes 11 años), el domingo me fui al acústico a verlos en versión unplugged. Attila introducía siempre los instrumentos que utilizaba (los cuales eran la mar de antiguos todos), además de la temática de las canciones. Me gustó bastante su concierto pues todo sonó como a un folk de corte céltico-medieval muy guapo (eso sí, me gustaron más cuando los temas eran moviditos). Ya lo sabía, pero además de disfrutar con las canciones, también se pudo ver lo buen músico y multi instrumentalista que es el Attila, pues tocó con soltura tanto el violín como la mandolina, más todos los restantes artefactos que llevaba consigo y que eran de los siglos pasados (una especie de flautas la mar de raras). Tras el Rey de los Unos me apetecía ver algo que conociera mínimamente, por lo que elegí ir a ver a los Conflict a pesar de que los vi no hace mucho. 7 años tras ser “expulsados” del Rebellion (lo dejo entre comillas porque no se sabe a ciencia cierta qué fue lo que realmente pasó), los Conflict volvían a tocar en el mismo escenario donde precisamente lo hicieron en 2012, pero si por entonces éste se llamaba Olympia, ahora se llama Casbah. Bueno, el show que dieron los Conflict fue el habitual al que nos tienen acostumbrados. Son una apisonadora en directo y apenas paran unos segundos entre canción y canción. Pogo híper bestia y de nuevo no contaron con una segunda vocalista femenina. Eso sí, el actual cantante de Discharge se les unió a cantar en un tema. Buena nota para ellos!

Tokyo Taboo
D.O.A.

Mi idea era volver otra vez al Casbah y ver a los DOA, pero tenía algo de tiempo muerto que decidí invertirlo en dar unas ojeadas rápidas por los distintos escenarios. En el Introducing me topé con los Tokyo Taboo, quienes eran de Londres y quienes cuentan con una cantante que es la ostia. Lo mismo se arrastraba por el suelo de toda la sala que se dedicaba a hacer malabarismos en la barra fija que colocó en todo el centro de la tarima. Impactantes cuanto menos, pero no recuerdo ahora a qué ostias sonaban, lo siento. Estoy seguro de que si la tipa se hubiera dejado de tanto circo sabría decir ahora al menos qué estilo hacían… Bueno, al fin llegaban los DOA, uno de mis grandes alicientes del domingo pero que tristemente, un problema con el sonido arruinó su concierto. Esto hizo que se fuera al traste una de las actuaciones que más esperaba ver. Increíblemente, al tercer o cuarto tema, el sonido de fuera se fue y únicamente sonaba la cosa por dentro del escenario, de ahí que la banda no pareciera enterarse de nada y continuara tocando como si todo fuera normal. Pero ya os podéis imaginar cómo de pobre sonaba todo por fuera… Fue desesperante ver cómo los técnicos, aunque intentaban solucionarlo, no lo lograban. Así pues, si DOA tocaron 40 minutos o así, media hora tranquilamente todo sonó como una mierda. Esto mismo les pasó a los Red Alert en 2013 (crónica aquí). En fin, una pena y pese a todo, no dudo de la profesionalidad y el buen hacer de los técnicos. Como dicen en inglés, shit happens sometimes.

The Skids con Paul Cook

La recta final del Rebellion 2019 llegaba primero con The Skids. Era la primera ve que los iba a ver y ciertamente me gustaron mucho. Quizá sonaron demasiado pop, pero cuentan con muchos buenos temas. El cantante se movía con soltura sobre el escenario mezclando pasos de Northern Soul con otros saltitos y pataditas varias. The Skids se versioneraron el “Pretty Vacant” de los Sex Pistols y Paul Cook, quien había actuado antes con The Professionals, les ayudo a cantarlo. A su vez, The Skids tuvieron el detalle de recordar también a Pete Shelley de los Buzzcocks y realizaron también una especie de versión-reprise del “What Do I get”. Cuando terminó, Richard Jobson, el cantante de los escoceses, se cantó a capella parte del “Ever Fallen In Love”. Muy guapo el homenaje!! Jobson contó a su vez una divertida anécdota en la que explicó que en su día no llegaron al número uno de las listas con no sé qué tema porque les superó el cantante melódico Leo Sayer. Por tanto, The Skids se tuvieron que conformar con el segundo puesto en los charts. Tras esto, Richard Jobson se puso a cantar una canción del tal Sayer a la par que el público le silbaba. Acto seguido, empezó a corear lo de “Leo is a wanker” a la par que la gente lo celebraba y le seguía la broma. La animadversión a dicho personaje puede que no venga solo de aquellos tiempos en los que les robó el primer puesto a los Skids, sino que además podría tener un origen distinto. Averiguando cosas sobre su persona, he descubierto que tomó parte hace poco en una especie de reality show tipo “Salvados” pero a la inglesa, y que por su carácter no cayó nada bien a la audiencia. Volviendo al concierto de los Skids, decir que se me hizo corto y que acabaron con su himno entre los himnos: “Into The Valley”. 

The Damned
Setlist

Estaba hecho polvo pero quedaba la guinda del pastel. The Damned iban a poner el punto y final al festival y había que darlo todo. Amo a los Damned, pero reconozco que si los vas a ver cuando giran solos te puedes llegar a aburrir un poco o mucho según el repertorio que hagan. Pero la ventaja de verlos en el Rebellion es que van (casi siempre) a por faena de principio a fin. Esto quiere decir que se dejan de desvaríos psicodélicos y se decantan por ese punk rock de corte gótico que tan bien ejecutan. Otra vez no tengo palabras para describir la actuación que dieron Vanian y compañía esa noche en el Empress. Llevo desde el año 1988 asistiendo a conciertos y si hiciera una lista de mis diez conciertos favoritos de todos estos 31 años, sin duda alguna este de los Damned en el Rebellion Festival de 2019 estaría entre los 5 primeros. Y es que fue una puta pasada!!!! He conseguido en Facebook una foto del setlist, por lo que así os podéis hacer una idea de lo que cayó... Que la de “Smash It Up” sonara por la mitad ya fue una señal de que en esta ocasión todo sería diferente. L@s que estuvimos allí sabemos que lo fue y me siento un privilegiado al haberlo podido presenciar. Aparte de la música estaba el público, que como siempre se entregó como si el mundo se fuera a acabar tras su actuación. Ríos de sudor corrían por la sala mientras yo me dejaba llevar en volandas por la marea de pogueadores… La apoteosis final llegó con la grandiosa versión de Plastic Bertrand retitulada “Jet Boy, Jet Girl”. Acto seguido el grupo se fue para los camerinos quedándose solamente el Captain Sensible rezagado, momento que aprovechó para realizar un memorable y cariñoso calvo a toda la audiencia. Y ya está, esa es mi última imagen del Rebellion 2019, el trasero del Captain Sensible. Bienaventurados seáis l@s que hayáis conseguido una entrada para su show especial de Londres en octubre llamado A Night of A Thousand Vampires

Un saludo a toda la gente que conocí y con la que traté. Hasta el año que viene si no pasa nada raro… 

- Medallero. Oro: The Damned. Plata: Suede Razors. Bronce: Fatal Blow. Hojalata: Sonido en los DOA. 

- También tocaron: The Dwarves, King Kurt, Frenzy, The Chamaleons, Dr. Know, The Professionals…

3ª Crónica Rebellion Festival 2019 (Sábado)



El sábado, antes de empezar con mi peregrinaje, fui a sacar dinero. Cuando vi el extracto con toda la pasta que me había gastado hasta el momento, decidí que era la hora de apretarme un poco el cinturón porque si no, iba a acabar muy mal. Aun todo me pillé como siempre mogollón de CD’s, libros, fanzines, camisetas… Fue tal mi flipadura, que vi un CD de los Sham 69 que no estaba seguro de si lo tenía o no y llamé a casa para que me mandaran una foto de la estantería del apartado de la S (los tengo ordenados alfabéticamente). A la hora o así recibí el Whatssap con la foto y, en efecto, no lo tenía, por lo que me lo acabé pillando (era el The Evolution of Punk). Pues ejemplos como éste tengo unos cuantos, pero mejor me callo que me da vergüenza jajaja… pero es que el Rebellion es el paraíso para cualquier trapicheo punk!! 

Punko!Uk-1
Punko!Uk-2
Los Fastidios
Pedida de mano

Bueno, ese día había que estar sí o sí preparados a eso de la una del mediodía, pues a esa hora tocaban los Punko!Uk (Facebook - Bandcamp). Este grupo son originales de Benidorm aunque su vocalista ahora anda afincado en Liverpool. Su propuesta musical es básicamente el punk-hardcore, bebiendo de influencias tanto del UKPunk82 (One Way System, Chaos Uk, etc), como del punk r’n’r más acelerado de raíz "Motorhediano" (Poison IDEA…). Suenan acojonantes y además cuentan con la ventaja de que el cantante se expresa correctísimamente en inglés pues de hecho, es de allí (es bilingüe). Puestos en antecedentes, vamos ya con lo que dio de si su concierto. Pese a la hora que era, nos reunimos en la sala un número más que decente de público. Había mucha presencia de gente del estado, claro está, y es que creo que en esta edición del Rebellion es en la que más peña he visto de la península (y fue una lástima que coincidieran con los Sensa Yuma, pues aún nos podíamos haber juntado más…). La actuación de Punko!Uk fue corta pero intensa. La voz al límite del cantante me gustó mucho y ya digo que sonaron muy bien (la guitarra parecía de “juguete” pero no veas cómo petaba). Para no haber estado muy activos últimamente, sonaron cañón y los vi muy compenetrados. Tras ellos me fui a ver el tramo final de Los Fastidios, los cuales son un rollo totalmente distinto. Ya sabéis, mucho ska y tal (yo soy más de los Bull Brigade). Solo los vi un rato pero pillé la pedida de mano en el escenario que el cantante le hizo a su novia. La chica es quien protagoniza el último video del grupo (“Radio Babylon”). Ya sabéis, el punk y el ska también pueden ser amor… 

Vomit
DOPS Banda de Protesto
Olho Seco
999
Lion's Law
Skin judío

Con los Vomit volví a la caña. Como podéis observar en la foto, llenaron el Arena a base de bien. Tras ellos pillé el final de los brasileños DOPS Banda de Protesto, quienes le daban al hardcore de la vieja escuela. Terminaron con una versión de los Olho Seco que fue muy celebrada y que hizo que la peña se subiera a cantar con el grupo. Otro cacho vi de los 999, a los cuales los tengo ya más vistos que el telediario, pero es lo que pasa cuando no te organizas bien y no sabes de qué palo van las otras bandas que tocan en los escenarios colindantes (a veces me paso pero en cuestión de segundos me largo pues no me convence el estilo, el sonido o lo que sea…). En fin, a nadie le amarga un dulce y es por ello que el “Nasty Nasty” y el “Homicide” son unos clásicos sin fecha de caducidad. Tras ellos llegó el turno de los Lion’s Law. Me gustaron más que cuando los vi por primera vez, pero sigo diciendo que si cantaran en francés aún molarían más (creo que se hicieron solamente una canción en frenchy). No los he seguido mucho, pero por momentos me parecieron Oi-Core, pues se hicieron algunos cortes bastante rápidos. “Knock’em Them” y “For My Clan” fueron mis temas favoritos y destacar a su vez, que el cantante de Stomper 98 colaboró con ellos en una canción. Por lo demás, decir que Wattie, como buen francés, lució un polo Lacoste en lugar de un Fred Perry y que entre el público había pelaos incluso de Israel. 

Battalion Zoska
Human Rights

Continuaba la locura. El plan ahora era ver a los Battalion Zoska un cuarto de hora e irme pitando luego a ver al cantante de los Bad Brains. Los Battalion Zoska son americanos pero el vocalista es de origen polaco, de ahí que tomen el nombre de un grupo de la resistencia polaca que participó en el levantamiento del Guetto de Varsovia contra los nazis en 1943. Su estilo era el Street Punk y no estuvieron mal el rato que los vi. Pero quería ir a ver al HR y ahí me quedé un buen rato a pesar de que fue una decepción. HR hizo básicamente un set reggae. Tod@s esperábamos que metiera algo de los Bad Brains por medio pero no, no hubo nada (yo no lo vi terminar, pero pregunté a gente y me dijeron que no hubo Bad Brains que valga). Me gusta el reggae y en otro momento y en otro contexto sin duda alguna lo hubiera disfrutado, pero no en el Rebellion ese sábado. Y ojo, no engañó a nadie, porque ojeando prensa y demás, no vi nada acerca de que se iba a tocar “Pay To cum” y demás… Así que nada que reprocharle aunque me fastidió un poco, pues nunca he visto en directo a los Bad Brains

Girls In Synthesis
Shöck

Pero gracias a que me piré pronto del HR descubrí un grupazo que me dejó flipado. Me estoy refiriendo a los Girls In Synthesis. Post punk cañero, piensa en los Joy Division pero más acelerados, pero sobre todo, con una puesta en escena y un derroche encima del escenario que fue lo que definitivamente me acabó atrapando y por lo que me quedé a verlos hasta el final. Fue una pasada, tanto el guitarra como el bajista cantaban pero de una manera muy peculiar. Lo mismo lo hacían el uno enfrente del otro como que se ponían de espaldas. También se iban abajo con el público. Interead@s, aquí su Bandcamp, pero hay que verlos en directo!! Tras ellos me fui a ver a los bilbaínos Shöck. Reconozco que su estilo no es del todo mi rollo (me quedo con los Mundo Matadero), pero he de decir que se lo hicieron de lujo en el Introducing. Sonaron muy bien y pienso que conectaron de manera óptima con el público que se acercó a verlos en una franja horaria súper jodida ya… Toda la suerte del mundo para ellos.

Cockney Rejects
Komintern Sect

Después me pasé por los Cockney Rejects, que el rato que los vi estuvieron de la ostia. Me salté queriendo el homenaje a The Business porque era en realidad un puto karaoke. No me gusta casi ninguna colaboración de las que aparecen en los discos en directo de cualquier banda. Tampoco me gustó lo que vi en los vídeos de los Buzzcocks hace unos meses en Londres con todos los invitados intentando suplantar al tristemente fallecido Pete Shelley. Por eso pasé de ver a "The Business". Volviendo con los Rejects, los dejé tras el “Power and The Glory” y me fui a ver a los Komintern Sect, que se salieron también por los cuatro costados. Empezaron a ritmo de “Tous ensemble” y en esta ocasión, a diferencia de cuando tocaron tres años atrás, creo que hubo más movimiento por las primera filas y que estuvo mejor todo. El cantante sigue aún sin moverse apenas, pero en general vi a la banda más rodada. Mis temas favoritos como “Dernier combat” o “Quand meurent les légendes” no faltaron, dejándose para el final el himno “Plus fort que tout” y el “Pour la gloire” de los Camera Silens otra vez como colofón. Anteriormente se hicieron la de “Unis par le vin” y, sorpresa, el cantante de Stomper 98 subió a cantarla con el grupo. El tipo estaba en el festi porque era uno de los colaboradores en el karaoke de los Business. Sebi no es santo de mi devoción por la conocida polémica de su famosa foto con un cerdaco, PERO… Pero leer la crónica de mañana y averiguaréis el PERO. Acabo repitiendo que Komintern Sect estuvieron cojonudos e incluso la peña de los The Bois flipó con ellos. 

Henry Cluney
Cock Sparrer

Cada Rebellion Festival tendría que tener siempre una dosis mínima de Ramones, The Clash y Stiff Little Fingers. Pese a las dolorosas coincidencias, me las arreglé como pude para ver al menos un cuarto de hora o así del concierto de Henry Cluney en el escenario acústico (y además era su cumpleaños). El que fuera uno de los dos guitarras originales de los Stiff Little Fingers estuvo muy emotivo y divertido como no podía ser menos. Como ya he dicho en otras ocasiones, al Henry Cluney mola verlo no solo por las versiones que se hace, sino también por cómo las canta la gente que siempre abarrota la sala. Fue una pasada y en esta ocasión, uno del público se cantó un par de canciones con él. Muy guapo! La última vez que vi a Cock Sparrer fue hace 10 años, en el 2009 concretamente (crónica aquí). He tenido la ocasión de verlos en innumerables ocasiones pero siempre he pasado, no sabría muy bien explicar el por qué, pero los he evitado por 10 años. Y en esta edición del festival me reencontré de nuevo con ellos. ¿Y qué tal estuvieron? Bueno, el Empress escenario se reventó con más de tres o cuatro mil personas y hacía un calor que te ahogabas. Toda la peña estaba desgañitándose cantando y hubo un súper pogazo que por momentos llegaba incluso hasta la mesa de sonido. Estuvo bien todo aunque andaba un poco perdido, pues los dos últimos discos de ellos no los he oído mucho pues tampoco son nada del otro mundo en mi opinión. Ya digo que estuvieron bastante bien, PERO ya tenía pensado perderme a posta el final para no escuchar el puto “England Belongs To Me”. Me saldría una reseña demasiada larga si empiezo a explicar el porqué oír esta canción me produce hoy día urticaria, pero el chovinismo inglés, más el actual contexto político (Brexit) y mi situación de inmigrante aquí, hacen que hoy por hoy me parezca una putísima e inaguantable mierda (y podéis incluir también el "England" de los Upstarts). Eso y que podrían hacer algo más para quitarse de en medio a tanto facha que los siguen (ojo, no estoy diciendo que hubieran nazis en su concierto, yo vi el festi bastante limpio este año). En fin, espero que me entendáis… 

Union 13
Special Duties

Union 13 me gustaron mucho el año pasado y es por ello que decidí volver a verlos en esta edición. Apenas 40 o 50 personas nos juntamos en la sala, pero aunque el ambiente estuvo un poco desangelado, los Union 13 estuvieron bien y yo pude disfrutar con los temas que más me gustan de ellos. En la misma sala cerraban el día los Special Duties. No estuvieron mal, pero pienso que no tienen la categoría suficiente para tal empresa… En fin, sábado sabadete finiquitado! 

- Medallero. Oro: Komintern Sect. Plata: Punko!Uk. Bronce: Girls In Synthesis. Hojalata: England Belongs To Me. 

- También tocaron: The Business Karaoke, The Exploited, Giuda, Evil Conduct, Hard Skin (por cierto, me dijeron que Fat Bob se metió una hostia y se cayó del escenario!!!)…