jueves, 11 de agosto de 2011

3ª Crónica Rebellion Festival (6-8-2011)


Empezaremos la crónica del sábado hablando de los escenarios del festival. El Empress era el más grande. Con una capacidad de alrededor 3500 personas, era una especie de teatro y por tanto, tenía arriba una especie de gradas. El Arena estaba al lado y era como comenté antes el de menor aforo con 600 personas. Normalmente, si se formaban colas para ver a algún grupo, era siempre en esta sala. Los escenarios Olympia estaban ambos en el mismo sitio, uno era más pequeño que el otro y, según la web del recinto, cabían 3000 personas. Después, estaban el escenario acústico y el Bizarre, que eran los más pequeños en cuanto a capacidad se refiere (200 y 400 personas aproximada y respectivamente). El sonido dejaba mucho que desear la mayoría de las veces, pero digo yo que algo tendría que ver el técnico de sonido, el instrumental de las bandas o el equipo que gastaban (los amplis eran siempre los mismos pero les cambiaban el cabezal a veces), ya que algunos grupos sonaban de la ostia y otros de puta pena… El Arena era el peor en todos los sentidos. Como los conciertos empezaban cada día a eso de las 11 o 12 de la mañana, a mí me deprimía bastante meterme tan pronto ahí pues si en el resto de salas entraba la luz del día, en el Arena era todo oscuridad y mal sonido. Pero vayamos al lío…

Exhibición de arte punk
Documental Punk en China
Desfile de moda punk

Clima normalillo y algo de lluvia por la noche. No llegué a tiempo para ver a las Juntas de Ofensiva Nacional- Sindicalistas. O sea, The Jons. Vaya nombre más chungo para un grupo, pero ellos qué sabrán… En realidad tampoco los conocía de nada, era simplemente el morbo de ver en acción a la banda de los hijos de Colin y Burge de los Cock Sparrer. Otra vez será. Así, los primeros ese día fueron Los Fastidios. Dieron buena fiesta terminando con la de “Antifa hooligan”, aunque me perdí (o no la tocaron, no sé) mi preferida: “Vechio skinhead”. Tras ellos, más Oi antifa de la mano de los Runnin’Riot de Belfast. De este grupo me gustan más sus últimos trabajos que los del principio. Se lo curraron mucho y hubo tiempo para dos versiones, el “Runnin’ riot” (cómo no) de los Sparrer, y la de “Were not gota take it” de los horteras Twisted Sister, un tema que ya otras bandas de punk han versionado con anterioridad. Entre el público mucho cachondeo, tirando constantemente al escenario pollos asados de plástico, pelotas y otras movidas. Tras Runni’n Riot, estuve viendo el final de un desfile de moda punk en la galería de arte y el final también de un documental sobre el punk en China. Me quedo con lo que decía un pelao de los Misandao, refiriéndose a lo fácil que era para ellos vestirse con las marcas del “movimiento”, ya que casi todas ellas se estaban haciendo ya en el país de Confucio. Vaya tela con el modelo parasitario chino de expansión económica jajaja.

Los Fastidios
Runnin'Riot

Después del cine me fui a ver a los Stage Bottles, pillando el final de los Marching Orders y su street punk made in Australia. Stage Bottles cumplieron y su bajista Kimba, si el año pasado salió a tocar con una camiseta de Kortatu, este año llevaba otra pero del sello madrileño Potencial HC. Como digo, se lo curraron y esta vez Olaf dedicó la de “Dead but not forgiven” a todos los nazis que suelen ir por el festival. Un inciso sobre este tema antes de continuar. Teniendo en cuenta que si 100 personas escribieran sus crónicas del Rebellion de este año saldrían 100 crónicas diferentes a la mía, yo este año NO vi a ningún nazi. Camisetas de bandas derechistas sí, pero abiertamente nazis como el año pasado repito que NO (y soy de los que suele “chequear” si puedo desde la camiseta hasta el color de los cordones y el último pin o chapa…). Y ya puestos, tampoco vi ninguna pelea. Seguimos con Stage Bottles. El fin de fiesta vino de la mano del “Solidarity” de los Angelic Upstarts primero (Dickie Hammond, guitarrista de los Upstarts, la cantó con ellos con la cara toda pintada de negro) y la de “Sometimes antisocial but always antifascists” para terminar. Buen concierto como siempre de los alemanes.

Marching Orders
Stage Bottles
Marcel
Solidarity con Dickie Hammond

Tras Stage Bottles estuve viendo un rato a Gimp Fist. Su último disco no me gusta tanto como el anterior pero aun así están muy bien esta gente. Digo un rato porque coincidían con “otros” que este año no me los iba a perder por nada del mundo. Hardskin tocaban en el escenario más grande del Winter Gardens y hubo mucha expectación para ver la que montaban otra vez estos 3 energúmenos cachondos. Antes de empezar, esperaba que soltaran lo típico de que no querían camisetas de bandas como Condemned 84, etc, pero creo que fueron más allá, pues aparte de que dijeran que no querían nazis, comentaron que no querían ver tampoco cruces de San Jorge (smash it dijeron). Toma ya! Comienzo del show, potencia, cachondeo y mucha fiesta entre el público. Incluso me quité los tapones para intentar entender un poco de lo que decían, pero me fue bastante complicado. Solo puedo decir que la gente que había a mi alrededor no paraban de descojonarse con los comentarios entre canción y canción o con los mismos temas en sí. Muy grandes los Hardskin! Tras ellos, a volver a ver a los Defects y a esperar otro tan buen concierto como el del año pasado. Pero no, estuvieron bien pero no se superaron… Han editado un libro con la historia de la banda y me lo pillé, así que en un tiempo lo comentaré.

Gimp Fist
Hard...
...Skin
Su cachondo puesto de merchandising
Público Hardskin
Cresta culé
The Defects

A London los vi solo un ratito, al igual que a los Criminal Class, los cuales creía que eran la Oi band de los 80 pero no, nada que ver con los que cantaban “Fightin the system”. A Major Accident también iba a ser la primera vez que los veía. Fueron de menos a más al igual que el público. Aparte del cantante y el bajista, había más peña vestida de drugos por entre el público. La última que tocaron fue la de “Crazy” y me supo mal que no tocaran otras que me gustaban, como por ejemplo la de “Dayo”. Major Accident cuentan con buenas canciones pero tampoco son de la 1ª división del punk, eso está claro. The Boys arrasaron. Muy bien, cojonudísimos. Los guitarras son unos jefazos, pero no superaban al bajista Duncan Kid, el cual no paraba de ir de un lado al otro del escenario animando a la gente a participar cantando, dando palmas, etc. Estaba claro que en un evento como el Rebellion Festival un grupo como The Boys no iba a fallar, y me estoy refiriendo a su pasado concierto en Badalona donde, según foros que pude leer, el batería lo pillaron en el último momento y tocaba con partituras para no perderse con los temas. El que tocó en Blackpool esa noche, según dijeron, el único contratiempo que tuvo fue que se jodió un pié, aunque se arregló la cosa mediante ibuprofenos a punta y pala. El hombre cumplió. Todos los clásicos del grupo cayeron, así como el “Beat on the brat” de los Ramones, cantado por el teclista, en honor a Joey Ramone. Se despidieron si mal no recuerdo, con la de “Sick on you”. Muy buenos.

London
Los Criminal Class de Coventry
Major Accident
"Crazy"
Honest Plain (The Boys)
Duncan Kid

Los siguientes que iban a caer eran mis queridísimos Dickies. Conciertazo en toda regla, increíbles y geniales. “Killer clowns” dio el pistoletazo de salida y casi sin paradas, continuaron hasta el final descargando todos sus himnos. Disfruté como un enano pero tuve un pequeño percance que me hizo terminar en la enfermería del festival. Me caí junto a más gente como producto del brutal pogo que se había formado, y no sé si alguien me arañó al caer o fue con un remache o pincho de alguna chupa o muñequera, pero me hice un buen corte debajo del ojo (aparte de otros pequeños arañazos por el resto de la cara). Estuve medio concierto bailando y limpiándome todo el rato la sangre que me emanaba del corte. Nada grave, se hubiera quedado en una simple anécdota si no hubiera tenido que ir el lunes a una entrevista de trabajo con una tirita debajo del ojo. Aquí no había puesto permanente de la Cruz Roja visible, por lo que tuve que ir a un segureta y pedirle por favor “First Aid”. La organización era muy buena y en cuestión de minutos estaba curado y preparado para poguear de nuevo, aunque he de decir que me pusieron para cubrirme el corte una gran tirita blanca en lugar de las de color carne, por lo que todo el mundo me miraba después con algo de pena…

The Dickies
Leonard con una amiga
Herida de guerra
Newton Neurotics
Un incondicional

Continué la fiesta con los Newton Neurotics. Debido a la cura llegué ya comenzada la actuación, pero aun así pude escuchar y gozar con temazos como “Living with unemployment” (lo alargaron y les quedó muy guapo), o “Kick out the Tories”, con la que terminaron y con la que todo el mundo se volvió loco. A Paranoid Visions los vi también en la parte final de su concierto. Los descubrí el año pasado y como me gustaron, me procuré de su música en internet. Iba con ganas pero he de decir que me defraudaron un poco. Su cantante, quien se subió el jueves en el concierto de Menace con la canción de “GLC” y al que me lo encontré en otros bolos, iba super pasado de vueltas. Les faltó algo más de frescura y me acabaron aburriendo un poco. A Becky Bondage le hice la típica foto de rigor y me fui a cenar algo antes de ver a los Subhumans. Lo siento pero no puedo con la actual etapa de Vice Squad, pienso que su guitarra jevi ha matado el espíritu del grupo… Pero antes hice un buen descubrimiento con Red Eyes. Rock punk de alto voltaje y mucha clase. Buena nota para ellos. Y lo que os decía, mientras unos tal Cock Sparrer tocaban en el Empress escenario, yo me apresuré a situarme para ver por primera vez a los Subhumans. Sabía que eran unos clásicos, pero no me esperaba que reventaran el escenario Olympia esa noche y más tocando Cock Sparrer y Eddie & The Hot Rods al mismo tiempo (aunque no tengan mucho que ver a priori en cuanto a estilo con esos dos grupos). Conciertazo en toda regla y pogo a lo largo y ancho de la sala. Eso sí, no sé si porque esperaba al día siguiente el concierto de Jello Biafra con ansia y por tanto, tenía muy en mente a los Dead Kennedys, pero caí en la cuenta de la gran influencia que son los Kennedys Muertos en la música de los Subhumans. Aun así, el estilo de esta gente es algo diferente y también inconfundible, y el gusto musical de su cantante muy variado, mira si no la camiseta de los Rezillos que llevaba… En fin, el sábado ya estaba listo, quedaba solo el domingo y yo ya estaba para el arrastre... Mañana el final.

Paranoid Visions
Vice Squad
Red Eyes
Subhumans
Pogo subhumano!

- También tocaron y no pudieron ser cubiertos: Cock Sparrer, Eddie and The Hot Rods, Pennywise, Street Dogs, 999, The Crack, The Filaments, Control, The Grit, etc, etc…

No hay comentarios: