viernes, 10 de agosto de 2018

3ª Crónica Rebellion Festival 2018 (Sábado)


El sábado el cansancio empezaba ya a hacer mella de verdad, pero bueno, había que aguantar sí o sí porque aún quedaba tela y ese día además tocaban mis jodidos ídolos (SLF). Como cada jornada, solía comprar abundante material tanto sonoro como escrito, más complementos varios. En total, este año me pillé 11 CD’s (sí, aún compro compactos, soy un anti-héroe, paso de los vinilos), 3 fanzines antiguos, 4 libros, 2 camisetas, una sudadera y un parche. No he calculado cuánto me gasté, pero creo que sobre 200 pavos-euro arriba euro abajo-cayeron en cuanto a material. Y me hubiera gastado tres veces más si hubiera podido, está claro… Algo que nunca he comprado ha sido arte. Cada edición del Rebellion hay un área dedicada a toda la gente que pinta o que están especializados en otras dotes artísticas relacionadas con el mundillo del punk. Nunca me ha dado por pillarme nada, pero quién sabe si en el futuro me pondré un cuadro del cantante de los Subhumans en el wáter, u otro de la Gaye de los Adverts en la cocina. La verdad que fue curioso descubrir la gran cantidad de músicos que hay con inquietudes artísticas, y es que el punk en sí es arte, por supuesto!! Vamos con lo que vi el sábado. 

Pizzatramp
Violets

Me estrené con los Pizzatramp, un grupo de hard-core cuyos discursos entre canción y canción eran más largos que los temas mismos, pues la mayoría de los cortes duraban menos de un minuto. Los vi en su día y sabía que no me iban a defraudar, por lo que estuvo bien ponerse las pilas a base de bien a la hora que era (las dos del mediodía…). Tras ellos a las siguientes que vi fue a las Violets de Barcelona. Hacían un estilo un tanto demasiado pop melódico para mi gusto, pero aún así me gustaron y me alegró ver que, de nuevo, el nivel de bandas del estado está tranquilamente a la altura o más incluso del de otros países con más “solera” a priori en el mundo de la música. 

Blyth Power
Filaments

En el Rebellion, ante la duda, vete al acústico que al menos te apalancas y descansas. Yo apenas vi 5 actuaciones completas ahí, pero reconozco que a menudo solía dejarme caer por la sala aunque fuera solo un rato y que así al menos mi trasero reposara un poco. Y fue allí donde vi a los Blyth Power, un grupo anarco rock-folk que cuenta o ha contado, con componentes de otras bandas míticas de la escena anarco punk como los Zounds o The Mob. Mi intención al principio era haberlos visto en eléctrico ese mismo sábado unas horas más tarde, pero al haber “peligrosas coincidencias” en esa franja horaria, di por bueno verlos en ese formato. Me perdí por eso, mal pese, a los Barnstormer, que es el proyecto roquero-folk del Atilla The Stockbroker y que precisamente, decidió formarlo en gran medida tras ver a los Blyth Power en directo y quedar prendado de ellos. Otra vez será. Seguimos. Del acústico me fui al Casbah a ver un rato a los Filaments. No sé cómo terminé ahí porque este tipo de ska-punk-hard core no me acaba de chutar demasiado. Aún todo me gustaron y me sorprendió ver la cantidad de público que llegaron a congregar en la sala donde actuaban, que era la segunda de mayor capacidad de todo el festival. 

Red London
Smith Brothers

Tras ellos llegaba uno de los grupos que más ganas tenía de ver en esta edición del Rebellion, los Red London con Patty Smith como cantante. Y es que anteriormente los había visto en dos ocasiones, pero con dos vocalistas diferentes (Marty Clark y el hermano de Patty y también cantante de los Red Alert, Steve Smith). Así que esta ocasión iba a ser la buena. Aparte de Patty, al bajo está el ya oficial ex Upstart Gaz Stoker, mientras que a las guitarras están dos skins que provienen de una banda de ska-reggae llamada Almighty Uprisers. Del batería no sé nada, lo siento. Bueno, yendo a su actuación, decir que no hubo mucho público viéndolos, pero que eso no fue un hándicap para que se curraran un buen concierto. Vale, Red London no serán de la primera división del punk-Oi, pero aún así tienen un buen puñado de temas que valen mucho la pena escuchar y que a mí particularmente me encantan. Pero es que yo tranquilamente me podría empadronar en Sunderland, porque de esa zona han salido y siguen saliendo grupazos a punta y pala y casi todos me flipan. El estilo de los Red London es bastante más tranquilo y melódico que otras bandas de su época, pero ya digo que a mí me gustan, aunque está claro que también tienen discos muy flojos… El momento álgido de su concierto llegó con la grandiosa “Revolution Times” y “This is England”, con la que acabaron si no me equivoco y que fue cantada a dúo por los dos hermanos. A destacar lo maqueado, limpio, pulido y sereno que iba Patty, en contraste con su hermano Steve, que vestía bastante desaliñado e iba como siempre bastante bolinga. A ver si Red London graban algo nuevo y empiezan a tocar ya más a menudo. 

Raw Power
Público
Pit

La siguiente banda que vi completa fue los italianos Raw Power. He dicho italianos, pero nada que ver con el clásico estilo hardcoreta de otros grupos de los 80 de Italia que cantaban en su lengua autóctona. Al cantar Raw Power en inglés desde el principio y al haber sido tan populares en los USA, ciertamente recuerdan más a un grupo yanqui que a una banda itálica. Pero su éxito no fue porque sí y esa tarde lo demostraron de sobra. Su actuación fue una sobrada y me alucinó ver que prácticamente casi no paraban entre canción y canción. El público entusiasta lo celebró, cómo no, y en especial un tipo que iba en silla de ruedas y que se sabía todos los temas de pe a pa. Dicho esto, he de decir que esta edición del Rebellion ha sido la que más gente discapacitada he podido ver disfrutando del festival. A destacar sobre todo dos chicas bastante jóvenes que eran ciegas y que siempre iban de un bolo a otro cogidas del brazo de otra mujer. Eso es pasión! 

Migraña...
...Social

A pesar de haber programados este año 5 bandas del estado, el único grupo que cantó íntegramente en castellano fueron los mejicanos Migraña Social, que por supuesto aparecían en todos los carteles y flyers como “Migrana” sin la “ñ”. Echaba de menos bandas como ellos. Punk cañero, algo básico pero muy efectivo y con una puesta en escena bastante impactante, y es que vaya crestas y pelos de pincho se gastaban!! Me sonaron a gloria!! Hubo buen pogo y bastante gente viéndolos que, a pesar de la barrera idiomática, no se perdieron nada, pues el bajista introducía en inglés la temática de todas las canciones antes de que empezaran. Lanzaron camisetas al público y yo tuve la suerte de pillar una, aunque se la acabé regalando a un guiri que seguro era la primera vez que los escuchaba. En definitiva, buen anarco-punk de los Migraña Social y a ver si van tocando en próximas ediciones más grupos de México o de Latinoamérica que canten en español. 

Toxic Reasons

Los siguientes en caer fueron los americanos Toxic Reasons. Los conocí ya en plena era internet, pero recuerdo que cuando los escuché me dije: “no entiendo cómo esta gente no son más conocidos!!” Y es que me sorprendieron mucho ya que están cojonudos. Y claro está, en el Rebellion no defraudaron en absoluto con ese punk rock que por momentos, me recordaba un poco a los DOA. No sé qué miembros originales quedan (creo que alguno de ellos anda también con los Zero Boys), pero el trío que subió al escenario el sábado sonó cañón y van directos a mi medallero. “Ghost Town” temazo!! 

Cockney Rejects

La última vez que vi a los Cockney Rejects en acción fue en 2013. Si mis cuentas no me fallan, los había visto 7 veces, pero esta ocasión iba a ser la primera vez en que los iba a ver con Vince, el bajista original que ya sabéis que volvió a entrar en la banda tras el fallecimiento del gran Tony Van Frater. Así pues, tenía bastante curiosidad en saber cómo sonarían los Rejects con él y con el también nuevo batería. Si habéis leído otras crónicas que he hecho sobre ellos, veréis que no me convence del todo el que se aceleren tanto en directo, por lo que estaba un poco dudoso acerca de lo que me iba a encontrar. Pues bien, los Cockney Rejects siguen algo acelerados en el escenario, pero no sé si porque hacía tiempo que no los veía o qué, pero me sonaron increíbles. Cómo disfruté de su concierto y del súper pogazo que se formó!! Parece ser que incluso alguno iba con protector bucal por lo que pudiera pasar… y es que si el pogo es normalmente “fuerte”, con un grupo como los Rejects cantando cosas como “War On The Terraces”, “We Are The Firm”, etc, etc imagináos las ostias que podía haber en el pit entre la peña, los skins moles y demás fauna congregada. En definitiva, me alegró muchísimo reencontrarme con los Grandes Cockney Rejects y que sonaran tan bien!! 

Henry Cluney

Tras el vendaval “cockney” llegaba un poco de semi calma a pesar de que en esa franja horaria, el Rebellion es ya un no parar de pesos pesados. Digo “semi calma” porque la siguiente actuación que vi fue la de Henry Cluney en el acústico, o sea, que lo vi apalancado en el suelo. El ex de los Fingers era el aperitivo en acústico a lo que iba a venir luego en “eléctrico” con los actuales Stiff Little Fingers. Es curioso, pero cosas similares se dieron en el festival. No me refiero a un un mismo grupo tocando en el acústico y después en un escenario normal, me refiero a dos formaciones diferentes tocando o reclamando básicamente el mismo repertorio (por ejemplo, los Mac Lads, si no me equivoco, tienen una banda tributo que también actuó en el festi un día antes que ellos llamada Manc Lads…). Pero, ¿quién se puede aburrir con el cancionero de los SLF? Yo, desde luego, no… Henry Cluney realizó su habitual repertorio de éxitos de los Fingers, humor y otras canciones que solía hacer cuando estaba con ellos, como la de “Running Bear” o la navideña “White Christmas” (buenas risas nos echamos tod@s escuchando un villancico en pleno agosto jajaja). Me encanta ver al Cluney porque deja mucho cantar a la gente, y fue una pasada escuchar a las, no sé, 200 o 300 almas que caben en el acústico entonando los himnos de los SLF, aunque… 

SLF

…Aunque no supera claro está ver a los Stiff Little Fingers “reales” tocar en un abarrotado Empress escenario (3.000 personas o más) y estar metido en el súper pogazo que se formó desde que Jake Burns y sus chicos hicieran sonar los primeros acordes del “Wasted Life”, canción con la que empezaron si mal no recuerdo. Fue impresionante!! Era la 23ª ocasión que los veía en directo y una de las mejores. Pero no sólo porque el repertorio de la banda fuera exquisito (por cierto, tocaron dos temas nuevos), sino por la respuesta del público. Siempre es buena, pero ese sábado es que fue una locura en toda regla, hay que vivirlo para saber qué son los directos de los SLF por estos lares. No hubo bises que valga y el grupo fue a piñón de principio a fin, dejándose para el final tres putos himnos como son “Tin soldiers”, “Suspect Device” y el “Alternative Ulster”. Desde luego no moco de pavo. Total y absolutamente, la mejor banda de punk AYER, HOY y SIEMPRE.

Rude...
...Pride
Madrid Oi

Empapado por completo en sudor, no me fue difícil colarme entre la gente y llegar a las primeras filas para ver a los Rude Pride, ya que todo quisqui se me echaba a un lado jaja. Llegué cuando sonaba la tremenda “45 Years” seguida de la de no menos buena “Flag On Fire”. El escenario Pavillion estaba prácticamente petado y poco a poco el público se fue soltando y empezó el movimiento por las primeras filas. Los Rude Pride también dieron un conciertazo. Han pasado con muy buena nota el siempre complicado 2º disco y continúan su marcha ascendente. El broche de oro fue cuando se hicieron el “Stark Raving Normal” de los The Blood, cojonuda la canción y todo un acierto escoger a un grupazo como ellos tan poco reivindicado y versioneado. Con los madrileños quemé mis últimas energías del brutal sábado, por lo que tras una ducha me fui directo a la piltra pensado ya en el siguiente y último día del festival. 

- Medallero. Oro: Stiff Little Fingers. Plata: Rude Pride. Bronce: Toxic Reasons. Hojalata: separación de los Charge 69. 

- También tocaron: Peter Hook, The Briefs, Discharge, Lower Class Brats, Zounds, Discharge, The Weirdos, City Saints… 

No hay comentarios: