martes, 10 de agosto de 2010

1ª Crónica Rebellion Festival (5-8-2010)


Rebellion Festival jueves. Winter Gardens (Blackpool).

Este año el Rebellion Festival me quedaba muy cerquita, por lo que no me lo pensé dos veces y a primera hora de la mañana del jueves, pillé el autobús que me llevó a Blackpool previa escala en Preston. Al principio del viaje solo éramos dos los que íbamos al festival, pero tras hacer el trasbordo de autocar en Preston los pelos de colores, crestas, calvas, etc en el bus ya eran mayoría. Tras llegar a la ciudad y bajarse toda la peña, pude comprobar asombrado como un punkie de cresta verde y parche de Amebix en la espalda se sacó un andador de esos de tres ruedas, como los que utilizan las personas mayores, con el que se ayudaba al caminar. No se veía muy pureta pero sí muy castigado. Aun así, irreductible!


Pues bueno, una vez en Blackpool me encaminé hacia el hotel donde había reservado habitación y durante el trayecto ya pude ver como los punks y los pelaos tenían tomados casi todos los pubs de la ciudad. Llegué al hotel y ahí viví una situación surrealista. Resulta que no daba con la recepción y al ponerme a buscarla, me topé con lo que era (en pasado), el restaurante- bar, el cual lo habían reconvertido en una habitación de 8 o 9 camas (con la barra y algunas mesas viéndose a un lado). El hotel estaba lleno de punkies y estaba claro que los dueños querían hacer el agosto con el festival y habilitaban cualquier sitio como habitación. Tras un rato de malentendidos, un maltés me llevó a un hotel diferente al reservado por mí. Yo ya estaba acojonado pensando que en dónde me meterían, pero era tal el caos y la improvisación, que acabé paradójicamente en la mejor suite del hotel, eso sí, con la condición de que al día siguiente me cambiarían. Así, de haber reservado una habitación individual con baño compartido, pasé a ocupar una doble, con baño propio, sofá, tele y nevera. Empezábamos bien, aunque al día siguiente cambiaría muchísimo la cosa…


Dejada de trastos, ducha caliente, pequeña siesta y para el festi. Al llegar al Winter Gardens me topé con un ambiente impresionante. Había mogollón de punks y un concierto callejero de una banda que hacían ska- punk en frente mismo del lugar. Cola de rigor para entrar, pulserita y programa del festival con unas útiles páginas centrales en las que te podías apuntar tus actuaciones favoritas, con horarios y sitios, para así organizarte mejor.


Una vez por dentro me di unas cuantas vueltas por entre el mogollón de puestos de música y ropa para familiarizarme un poco con el local. Todos los escenarios estaban en el mismo sitio y en poco tiempo te plantabas en cualquiera de ellos. Además, pubs, restaurantes, áreas recreativas y un largo etcétera para que no te faltara de nada dentro (aunque lo mejor era salir de vez en cuando a tomar el aire).


Viendo el cartel de este año se observaba claramente la apertura de miras de los organizadores con respecto a otras ediciones anteriores. Siempre hay un poco de todo, pero creo que nunca antes había habido tantas bandas de psychobilly, ska o hard core americano. Faltaban este año muchos grupos clásicos (Adicts, Exploited, Damned, Antinowhere League, Sham 69, etc), pero en definitiva, había para todos los gustos y donde elegir de sobras. A destacar que poco a poco también se van abriendo a bandas que no cantan en inglés (cosa a la que son muy reacios los ingleses, pues no comprenden que haya gente que oiga música sin entender las letras). Las italianas eran mayoría y también había alguna que otra alemana. Vamos ahora con los grupos que vi ese primer día del Rebellion Festival, teniendo en cuenta que, evidentemente, yo seguí mi propio criterio de gustos (aunque da tiempo de ver un poco de todo y experimentar con grupos o estilos que no escuches mucho).


A los primeros que vi fueron a los 3CR. Punk cañero desde Manchester, con temas cortos y rápidos en su mayoría. El cantante, como se puede apreciar en la fotografía, era un punk veterano con una buena barriga cervecera. Tras ellos, me pasé por primera vez por el escenario acústico, un lugar idóneo para descansar y retomar fuerzas, donde en ese momento se encontraba en el tramo final de su actuación una chica llamada Perkie. Después de ella le tocó el turno al contestatario Andy T. Tras un rato viéndole (el tema del idioma sí que resulta bastante hándicap para disfrutar 100% de cantautores y del formato acústico en general), me dirigí a ver a un grupo llamado Charred Hearts, los cuales, aunque no lo hicieron mal del todo, no me acabaron enganchando.

3CR
Perkie
Andy T
Charred Hearts

Aparte de música, había otras movidas más artísticas como una galería de arte punk o un certamen literario que creo que se suspendió un día y del que no llegué a ver nada. En la galería vendían desde fotografías hasta dibujos, muñecos y otras historias similares. En el mayor escenario del festival, el Empress, estuve viendo a Pete Betham & The Dinningladies. Me gustaron y eso que hacían básicamente pop con pinceladas new wave o punk del 77. Entre medio, vi unos pocos minutos a Pink Herse, pero no me gustaron mucho estas chicas…

Galería de arte Punk
Escenario Empress
Pete Betham
and The Dinningladies
Pink Herse

Seguían las actuaciones y lo que ocurre siempre en este tipo de festivales. A unos los ves y a otros te los pierdes, ya que hay que ir eligiendo siempre qué bandas ver, cuáles no ver y qué otras ver solo un ratito… Aunque tuve pequeñas dosis, por lo general pasé bastante de ska, reggae y folk. Así pues, a los Drunken Balordi (folk punk, los ponían como un cruce entre los Clash y Gogol Bordello), los vi el tiempo justo de sacarles una foto porque me decanté finalmente por unos chavales jóvenes llamados The Dead Class. La verdad que este trío se lo hicieron francamente bien, sonando muy frescos y contando con un personaje curioso que empezó disfrazado como de preso de Guantánamo, y que acabó en pelota picada…

Drunken Balordi
The Dead Class
Performance con The Dead Class
Audiencia con The Dead Class

Pero mi Rebellion Festival empezó realmente con el concierto de los Restarts. Qué brutalidad! Fue en el escenario grande y se petó casi entero, cosa que me sorprendió mucho por ser Restarts un grupo anarco- punk. Desde el primer acorde se originó un pogo brutal que no cesaría ya hasta el final de la actuación. Con ellos empezó también el subirse por entre las cabezas del público para terminar estrellándose en las vallas o contra los seguratas, los cuales por cierto, siempre se comportaron bastante bien y tal como cogían al personal, los devolvían por un lado del escenario otra vez al pogo. Pues eso, con los Restarts y su punk-core a saco me estrené en el pogo.

The Restarts
The Restarts
Restarts pogo!

Tras The Restarts descansé un rato viendo al cantante de los Broken Bones en el formato acústico, Drug Fucker Wakey Duo, y después me fui a ver a Blitzkrieg, los cuales no me gustaron pues sonaban demasiado jevis para mi gusto (uno de los guitarras era una mujer). También me pasé un rato por el Bizarre Bizaar, otro escenario que hacía honor a su nombre y en el que podías ver tanto a grupos (casi todos góticos o rollo experimental), como performances, teatro o stripteases… Picture Frame Seduction se me hicieron al principio algo anodinos (punk cañero escuela GBH, Varukers, etc), pero conforme avanzaba su actuación me fueron gustando mucho. Hablando de Varukers… Vi entre los puestos de música a Rat- Varukers/ Discharge y mientras le observaba me partía la caja recordando lo que explicaron de él y su grupo los Post Mortem en la entrevista que de ellos publiqué en el blog hace unos meses. El caso es que parecía limpio y aseado, por lo que fue con él finalmente con quien me estrené haciéndome fotos con celebrities…

Drug Fucker Wakey Duo
Blitzkrieg
Bizarre Bazaar escenario
Picture Frame Seduction

A los Menace les tenía muchas ganas y no me defraudaron en absoluto. Tenía dudas sobre qué cantante nuevo llevarían pero no hubo tal, sino que se repartieron las voces entre el guitarra, el bajista y el batería. Cojonudo el concierto que dieron (uno de los que más me gustó del festival), y cojonudos fueron también el pogo y el desparrame que hubo. Cayeron todos sus clásicos y con el de “GLC” el bajista se puso un pasamontañas a la par que tiraba algunos más por entre el público. Geniales! Splodgenessabounds también cumplieron pese al pedal que llevaba su cantante Max Splodge, que por cierto, hizo más que triplete en el festival, ya que actuó con su banda, él solo en acústico, participaba en el certamen literario y organizaba cada día un bingo- punk. Tal fue su estado durante la actuación que se pegó una ostia cuando iba a bajar del escenario.

Menace
GLC
Público Menace
Max Splodge
La ostia que se dio al final
Boleto de bingo- punk

A los Lurkers también les tenía muchas ganas y también se lo curraron mucho… A ritmo de “Freekshow” comenzaron y con él también el pogo. Dos de las tres únicas peleas que yo vi en el festival (que no sé si hubieron más…), se dieron en este concierto de los Lurkers. La primera bronca fue entre dos punks puretas que se picaron bailando y acabaron a tortas antes de ser separados, y la otra fue con un “pasao” que no paraba de caerse encima de la gente (al final se lo llevaron los de seguridad y creo que le hicieron un favor, pues agobiaba tanto que la mitad del público le quería pegar, por cierto, el individuo se parecía a Frank Zappa pero en jovencito). El tramo final de la actuación de los Lurkers me la perdí por un detalle que, los días restantes, lo tuve muy en cuenta. Resulta que la organización se miraba mucho el tema de los aforos. Cada vez que entrabas o salías, el de seguridad iba pulsando el aparatito ese que llevan para contar a la gente que entra o sale. Pues bien, salí a mear un momento porque no me aguantaba, y cuando volví habían cerrado de repente (todo fue en cuestión de 2 o 3 minutos) el acceso y una larga cola se había formado con gente esperando a entrar. Me cagué en todo y acabé desistiendo pues solo pasaban a cuentagotas, ya que hasta que no salía alguien no entraba otro y así todo el rato… No me volvería a ocurrir.

The Lurkers
¡Freekshow!
Público

Y punto y final para mí ese primer día del festival. Quedaba mucho por delante y ya andaba petado, así que me fui a dormir disfrutando por una noche de mi habitación con cama grande, sofá y ducha. Continuará...

3 comentarios:

PunkeXpress dijo...

Detallado y dinámico como siempre. Ya hay ganas de leerse las otras jornadas.
Fieraa!!

El Agus dijo...

Te lo has pasado de lujo, menuda jornadita te has pegado.
Saludos tron

Adiós Lili Marlen dijo...

Últimamente anda muy parado el blog y quería explayarme a gusto. Además no voy a muchos conciertos ahora y este obviamente era especial... La crónica termina con el día sábado, ya que el domingo me tuve que volver por diferentes cuestiones...

Por cierto, acabo de ver ahora la entrevista a Monstruación, os ha quedado muy chula.
Saludos a todos, últimamente no tengo mucho tiempo para surfear...