lunes, 25 de abril de 2016

No Retreat - Bash The Fash


No Retreat. The Secret War Between Britain’s Anti-Fascists and The Far Right. Dave Hann/Steve Tilzey. Milo Books (2003). 283 págs. Inglés.

Este libro se ha convertido en todo un clásico dentro del antifascismo más militante. No Retreat son las memorias personales de los dos autores en los tiempos en que militaron en la Anti Fascist Action. Hay abundantes historias sobre Londres y otras ciudades inglesas, pero la obra se basa principalmente en la zona de Manchester, pues ahí vivieron ambos. El comienzo de Steve Tilzey como militante antifascista fue cuanto menos sorprendente. Steve era seguidor del Manchester United y en 1977 su intención era ir a ver la final de la Supercopa a Londres entre el United y el Liverpool. Buscando un autobús que le llevara a la capital, acabó por pura casualidad en el de la expedición del National Front. Steve pasaba bastante de política por entonces y su única pasión era el fútbol. Antes de tomar rumbo a Londres, Steve presenció como unos tíos con pasamontañas reventaban las lunas del autocar. “Algo” no parecía ir bien y Steve decidió largarse de allí, pero de repente, los mismos tipos que destrozaron el autobús le abordaron queriéndole agredir a él también. Una vez resuelto el malentendido, Steve terminó yéndose a Londres en el autocar de los antifascistas en lugar del de los fachas. De camino a Londres, Steve se enteró de qué iba la película y los antifascistas fueron tan convincentes con él, que Steve finalmente decidió perderse la final e ir a la concentración anti-National Front en el barrio de Lewisham. Este gesto le cambiaría la vida, pues desde entonces empezó a involucrarse en el antifascismo de acción directa vía el Socialist Worker Party (SWP). Steve se vio de la noche a la mañana atacando los puntos de venta de propaganda fascista, sus mítines, sus manifestaciones y a sus cachorros. Pero el estar en primera línea de combate conlleva sus riesgos, como son las detenciones. Steve y 8 compañeros de militancia (para algunos de ellos era la primera vez que iban a entrar en acción) son detenidos cuando tras divisar un coche de la pasma, retienen dentro de la furgoneta en la que iban a un crío bonehead al que le estaban sacando información acerca de quiénes eran los que estaban amenazando a una supuesta militante antirracista (digo supuesta, porque tiempo después esta persona se evaporó, lo que hizo pensar a Steve que era una operación preparada por la policía o los servicios secretos). Al final el chaval los delató y el grupo de 9 son acusados de retención ilegal y de posesión de armas. Steve fue sentenciado a 15 meses de cárcel y paradójicamente, le tocó compartir chabolo con el líder de la banda nazi Skullhead. Fue entonces cuando el SWP se quiso purgar de “escuadristas” por los motivos ya explicados en la reseña del Beating The Fascists, y fue en la cárcel cuando Steve oficialmente es expulsado del SWP. Al verse sin organización, tanto los expulsados como los desencantados con el partido deciden crear en 1981 Red Action (RA). Steve no solo estuvo en las fuerzas de choque del grupo, sino que también estuvo realizando labores de “inteligencia”, como cuando se coló en un mitin del NF haciéndose pasar por un cámara de televisión (lo descubrieron al final y salvó el pellejo de milagro). El “servicio de inteligencia” era de vital importancia dentro del “Squad", pues eran l@s que se ocupaban de vigilar los puentes de las autopistas para divisar los autobuses de nazis que iban llegando, l@s que descubrían los sitios donde iban a realizar sus actos, l@s que los grababan, l@s que controlaban sus domicilios y l@s que incluso durante un tiempo, infiltraron a un topo dentro de los grupos fascistas. 

Dave Hann toma el testigo de la narración en el punto que Steve lo deja. Dave acabó viviendo en la zona de Manchester, pero anduvo mucho tiempo también militando en Londres y es por ello que él comenta las diferentes movidas que sucedieron en la capital durante los años 80 y 90. Dave repasa diferentes peleas y anécdotas vividas en sus tiempos con la AFA, como sobre todo la famosa Batalla de Waterloo o cuando atacaron al público que iba a asistir al concierto homenaje del fallecido cantante de Skrewdriver. Por cierto, el autor tomó parte personalmente en una paliza a uno de los baterías que pasó por esta banda y desmitifica a su vez a los “temidos” Combat 18, pues comenta que corrían y pillaban igual que el resto de los nazis con menos pedigrí. Al igual que Steve, Dave también sufrió algunas detenciones, y es que militar a ese nivel ya sabemos que es bastante comprometido. No en este libro sino en el Beating The Fascists, cuentan que Dave se vio también envuelto en una detención por digamos “delincuencia común” (atraco a un individuo). Dave finalmente salió libre sin cargos, pero esto nos da una idea de que quien militaba en un grupo de choque como la AFA debía de estar "curtido en la vida", ser duro como una roca y saber cómo repartir estopa. Los antifascistas parisinos también recibieron en su día críticas acerca de la violencia incontrolada de alguno de sus miembros y aunque en la AFA inglesa también hubo algunos casos esporádicos, está claro que la militancia política de sus miembros les hacía menos propensos a este tipo de problemas que siempre surgen con grupos así. Pero repetimos que no eran unos ángeles, y si no queda claro, pondré el ejemplo de Desmond Nooan, otro militante de la AFA de Manchester que falleció en 2005 apuñalado en un parque. Parece ser que estaba bastante metido en el crimen organizado y que a su vez andaba muy enganchado a las drogas (este problema lo sufrieron también numerosos Cazadores de nazis franceses). Para conocer mejor la figura de Desmond Nooan, recomiendo leer una entrevista a su persona en el nº 8 del fanzine futbolero La Banda Izquierda (LBI). Aunque el libro cubre casi exclusivamente las peleas, Dave Hann también trata algunos aspectos organizativos dentro de la AFA con un punto de vista crítico, lo que le creó cierta controversia con otros sectores del grupo y en la obra Beating The Fascists, se analizan con más profundidad. Dave tristemente falleció en 2009 parece ser tras una larga enfermedad. Libro hiperrecomendable, si tuviera que ponerle alguna pega, diría que acabé algo saturado de tantas ostias y peleas, pero bueno, así era y es la Anti Fascist Action. 



Bash The Fash. Anti-Fascist Recollections 1984-93. K. Bullstreet. Kate Sharpley Library (2001).

Fanzine de 29 págs con los apuntes personales de un militante de la Anti Fascist Action. A diferencia de No Retreat y Beating the Fascists, el punto de vista ideológico en este caso es el anarquismo, ya que su autor pertenecía al Direct Action Movement (DAM). Aunque breves las memorias, son bastante honestas, ya que si pillaba lo reconoce, así como cuando tenía miedo, etc. También comenta que dejó la primera línea de combate tras ser detenido en una ocasión y a sabiendas de que la próxima vez podía acabar en prisión, cosa que teniendo hijos no se lo podía permitir. Todo está más sintetizado y faltan detalles, pero aún así está bien tener otro punto de vista más de aquellos años. Rápido de leer, interesad@s, id al enlace de abajo pues el fanzine está en internet. 

No hay comentarios: