miércoles, 2 de marzo de 2016

Crónica AWOD Festival sábado (27-2-2016)



Another Winter of Discontent Festival. Sábado.

Este año volvía a repetir en este festi donde tan bien me lo pasé el año pasado. En esta edición decidí ir dos días al haber un cartel sumamente interesante. A eso de las 12 llegué a la “renfe” de Liverpool donde pude ver que tanto en la estación misma como en los alrededores, comenzaba a haber una presencia policial que no era normal… El asunto era que diferentes agrupaciones nazis habían anunciado que iban a “marchar” en la city y de nuevo, como en las dos ocasiones anteriores en que lo intentaron, se toparon con una respuesta popular contundente que evitó por tercera vez que la chusma difundiera su odio racista y fascista por las calles de Liverpool. En el facebook de Merseyside Antifascist Network podéis encontrar info acerca de cómo fue todo y aquí podéis ver también algunas fotos y videos. Liverpool 3 - Nazis 0.


Tan pronto como puse mis pies en Londres me fui para el Boston Arms. Llegué bastante tarde, por lo que me supo muy mal perderme a grupos como Liberty, Astronauts o Eastfield, por nombrar tan solo algunos a los que me hubiera gustado ver. En la pulsera que me pusieron venía un curioso lema que decía “Punk.London.Fuck.Off”. El tema venía porque para conmemorar los 40 años del Punk, se habían organizado desde instancias oficiales una serie de conciertos con diferentes grupos de punk clásicos. Vamos, algo así como cuando hace unos años, desde la alcaldía del Pp madrileño, quisieron “recordar” a La Movida y organizaron diferentes actuaciones con bandas de la época. Pues aquí lo mismo, por lo que alguien que se curra un festival diy como es el Another Winter of Discontent, que seguro que las pasa canutas para cuadrar números y no acabar quemado, es normal que se cabree cuando ve iniciativas tan falsas como la de Punk.London y su cínico lema “40 años de cultura subversiva” (deberían de haber puesto “subvencionada”), erigiéndose de repente el Pp de Londres como mecenas de la movida punk, ésa que desde siempre tanto han detestado...


Vamos con los grupos que vi el sábado aunque no me voy a enrollar mucho. Llegué a mitad de la actuación del sr. Steve Ignorant y sus Slice of Life. Era tal la expectación, que me costó lo suyo colarme por un lado y tirar una foto. Este era el día del festival con más bandas actuando, por lo que funcionaban dos escenarios. Respecto a esto, la única pega que vi es que la sala grande era en mi opinión demasiado grande y le faltaba algo de calor por no llenarse nunca del todo, y la pequeña era demasiado pequeña, por lo que todo el mundo nos teníamos que apretujar como podíamos para ver bien los conciertos (aun así me quedo con la pequeña). Paranoid Visions sonaron algo diferentes a otras ocasiones en las que los había visto. Su música fue más contundente y me sorprendió ver que llevaban a su vez un tipo que únicamente metía o hacía samplers. 

Slice of Life
Paranoid Visions

Los siguientes en tocar en la sala pequeña fueron Interrorbang!, quienes cuentan si no me equivoco con algún ex Chumbawamba en sus filas. Eran un trío y la particularidad que tenían era que no llevaban bajo, eran únicamente voz, guitarra y batería. Eso sí, el guitarra metía unos efectos que parecía que fueran dos las guitarras en vez de una. Curiosa su propuesta. Tras ellos, Lost Cherrees comenzaban en el escenario grande (nunca se solapaban los grupos). Se lo hicieron bastante bien y según comentaron, cayó alguna que otra canción nueva. Las dos voces de las chicas me gustan aunque una de ellas no se mueve apenas del micro. Decir también que el bajista de esta banda es el organizador del Festival.

Interror...
...Bang!
Lost Cherrees
El "jefe" del festi

Rubella Ballet me sorprendió mucho que tocaran en la sala pequeña, pero bueno, el calor no faltó y por ello hubo un ambientazo de lujo con su actuación. Eso, y que tener a las bandas a un palmo de ti no tiene precio. Zilla Minx recordó nada más empezar la figura de la recientemente fallecida Vi Subversa (un hijo y una hija de ella formaron parte de Rubella Ballet en su día). Con su impactante puesta en escena, Rubella Ballet descargaron marchosos temas clásicos y otros más actuales, en lo que fue quizá la actuación que más me gustó de todo el festi. Lástima que no tuvieran mucho tiempo asignado para tocar (apenas estuvieron 40 minutos sobre el escenario). Tras ellos me fui a ver qué se cocía por arriba, encontrándome con los Goober Patrol y su punk rock con algunas partes ska, algunas canciones instrumentales y otros temas en los que se hacían acompañar por un teclado. Interesantes. 

Rubella Ballet
Zilla Minx
Goober Patrol

Radical Dance Faction eran los siguientes en tocar abajo, por lo que casi que no cabía un alfiler. RDF despacharon su habitual combat reggae-dub y acabaron con la skatalítica “Surplus People”. Muy celebrada su actuación y con alguna canción, el cantante de Damidge estuvo ayudándoles en los coros. Tras RDF llegaba el turno de unos de los grupos más esperados por mí, los Zounds. Lo que pasa es que he llegado a la conclusión, tras verlos en tres ocasiones, que su directo es bastante... no sé, churro, caótico o flojo. Zounds me encantan pero cojean en directo, por lo que me dejaron un pelín desencantado o indiferente. Steve Lake estuvo muy hablador y contó con algunas colaboraciones, como la del guitarra de los Astronauts y alguien más que no recuerdo ahora mismo de qué banda era… 

RDF
Zounds

Tras ellos venía el “grupo sorpresa” de los cuales me enteré que eran nada y menos que los Conflict cuando me ponían la pulsera y les pregunté a los de la organización que quiénes eran… Menudo subidón de adrenalina tras los Zounds. Según comentaba en facebook el organizador, Conflict le habían pedido expresamente actuar en el escenario pequeño, por lo que para evitarse aglomeraciones, decidieron no hacer público que iban a tocar. Colin Jerwood es un excelente frontman que dio el callo hasta el final aun teniendo a su padre en la UVI. Pero es que el acompañamiento que tiene es digno de merecer, sobre todo la base rítmica, que tras tener un percance el guitarrista no pararon de tocar hasta que éste no cambió de instrumento y lo afinó. Mención aparte merece también la chica que llevan como segunda vocalista. La cría lo dio todo y puso actitud sobre las tablas. En definitiva, buen colofón para esa noche. Como apuntaba antes, no hay color entre ver a una banda en una sala grande con vallas de por medio como la primera vez que vi a los Conflict en el Rebellion, o verlos en un sitio con apenas 300 o 400 personas de público y pudiendo tocar sus caras tan solo alargando la mano… Sábado finiquitado! 

Conflict 1
Conflict 2
Conflict 3

1 comentario:

alex frade dijo...

Buena crónica , como siempre ...te lo curras mucho y hecho de menos estos festis de UK , ya que he vivido 18 años allí y leyendo todas las crónicas me trae buenos​ recuerdos . A ver si un día coincidimos en blackpool , o en cualquier bolo en UK , o donde sea . Aúpa esos CONFLICT !!! .