domingo, 15 de marzo de 2020

Crónica Pintor Rock Bonus Track (7-3-2020)


Bonus Track Pintorock

Una vez que salió anunciado el cartel ya intuí que sería un festival que iba a triunfar y valer mucho la pena. Se conmemoraba el X aniversario del festival tarraconense que se realiza en noviembre y éste era un aperitivo de lo que vendrá de aquí a unos meses, pero en esta ocasión la ubicación fue el Poble Espanyol de Barcelona. Mi idea era llegar para ver buena parte del concierto de Crim, pero cuando llegué había una cola tremenda para entrar debido al cacheo personalizado y la colocación de pulsera que hacían a cada uno de los asistentes. Total, que cuando entré después de 25 minutos de cola, solo pude ver las dos últimas canciones del grupo de Tarragona, que fueron “Pare nostre que esteu a l’infern” y “Perquè collons m’he de fer gran”, esta última entiendo que fue de propina al ir bien de tiempo, porque siempre suelen acabar con la penúltima que tocaron, que es la que lleva el titulo de su último disco. Lo poco que pude ver fue la constatación que hace tiempo que ya tenía, la auténtica devoción por el grupo que va sumando cada día adeptos a la causa y mucha gente que corea sus canciones, de la primera a la última estrofa.


Tras 30 minutos llegó el torno de Soziedad Alkohólika. Hacía tiempo que no los veía y me dio la sensación que ahora mismo su tendencia tira más hacia el metal que hacia el punk. El sonido realmente era muy malo, yo estaba en las primeras filas y no entendí ninguna de las palabras que Juan, el cantante, dijo al público entre canción y canción. En cuanto al concierto, a pesar que el sonido no era bueno, se intuía una potencia importante que acompañada con los cañones de humo, hizo que la actuación tuviera más empaque. La primera parte tocaron temas más nuevos que realmente yo apenas controlo, en cambio, en la parte final ya llegaron los clásicos que son los que me conozco mucho mejor, como “Ratas”, “Cuando nada vale nada”, “Cienzia asesina” y, cómo no, la fabulosa “Nos vimos en Berlín” para finalizar.


El siguiente grupo en salir fue Segismundo Toxicómano, que tras cinco años de silencio regresaban a los escenarios para presentar Sangre Fácil, su último trabajo en tan buena línea como sus anteriores discos. En los 50 minutos que disponían dividieron muy bien el tiempo para por una parte presentar temas nuevos, empezando por “Contra el muro” y siguiendo con otras como “Loco”, “Gloria” o “Amanece”. El público realizó un pogo bastante seguido en toda la actuación ya que su música lo propicia, es un punk rock muy coreable que no te deja estar quieto de ninguna manera. Aquí el sonido mejoró y unido a los movimientos de los miembros del grupo hizo que quedara una actuación muy redonda. Como anécdota decir que Rocky, la mascota del Pintorock, salió un rato al escenario para cantar con el grupo animando un poco más el cotarro si es que no lo estaba ya suficientemente. No faltaron temas clásicos como “Por ti”, “Hoy como ayer” o “Último asalto”, dejando para el final uno de sus mejores temas como es “Las Drogas” para apuntillar un gran concierto que esperemos vayan haciendo de manera continuada sin volver a parar tanto tiempo.


La conclusión del festi vino con Lendakaris Muertos, su primer tema fue “Drogopropulsado” y a partir de ahí vinieron unos cuantos más, la mayoría de ellos antiguos, como “El último txakurra”, “Fuimos Ikastoleros”, “Violencia en acción”, etc.. y sonando muy pocas de su último disco Podrán cortar la droga pero no la primavera. Todas las veces que los he visto ha sido igual, Aitor, el cantante, loco de remate sin parar ni un segundo quieto, y el resto de la banda lo mismo, sobre todo Joxemi, uno de los guitarristas que fue en su momento miembro de Ska-p y que tampoco paró ni un momento de moverse, incluso tocando entre el público, que lo llevó en volandas de un sitio a otro de las primeras filas. Lo mismo que Aitor, pero lo de éste ya es más común además de en otros cantantes, en cambio, es mucho más difícil de verlo con los guitarristas. En fin, muy buena actuación formando un buen pogo también, pese a que las canciones me parezcan un pelín repetitivas, el espectáculo que crean arriba en el escenario hace que te lo pases bomba durante todo el concierto.


Añadir que el festival fue el sábado 7 de marzo, un día antes de las manifestaciones del 8M por las que se ha criticado mucho a los gobernantes por dejar que se celebraran debido al tema del Coronavirus. El festival solo fue un día antes, esperemos que no tengamos que lamentar que el evento se llevara a cabo congregando a tres mil personas en el recinto... Ojalá que no, porque valió la pena de verdad asistir y esperemos que en marzo del próximo año haya una II edición.

Germán.

No hay comentarios: