domingo, 1 de julio de 2012

Deflowered. Memorias del guitarra de Pansy Division


Deflowered. My life in Pansy Division. Jon Ginoli. Cleis Press (2009). 275 págs. Inglés.

Aquí tenemos la autobiografía del guitarrista cantante de Pansy Division. Los tópicos que siempre aparecen en este tipo de trabajos aquí no faltan (inicios en la música, formación del grupo, miembros, sellos, grabaciones, giras, anécdotas, éxitos, fracasos…), aunque la particularidad de estas memorias es el grupo en sí. “Busco chico”, “El club de los come pollas”, “Me ganaste al tenis, después te peté el culo en la cama”, “Polla de la muerte”, “Esto es muy gay”, “20 años de pollas”… son, entre muchos otros, algunos de los sugerentes títulos que Pansy Division han grabado a lo largo de su prolífica carrera. “Guitarra cantante busca bajo y batería para formar una banda de rock abiertamente gay. Influencias: Ramones, Buzzcocks y primeros Beatles”. Este fue el anuncio que puso Jon Ginoli en su intento de crear el grupo. Pansy Division nacen en 1991 y pasaron pronto a engrosar la nómina de bandas del sello Lookout. En el año 94 girarán en dos ocasiones como teloneros de Green Day, es la época del álbum Dookie y Pansy Division son testigos privilegiados del boom que supuso ese disco para Billy Joe y compañía. La División de los Mariquitas se verán de la noche a la mañana abriendo en festivales con audiencias de más de diez mil personas. Aunque en general obtienen buena receptividad allá por donde tocan, Pansy Division también se toparán con algunos problemas debido su condición sexual y se las verán con los rednecks (garrulos) de turno en más de una ocasión. Aparte de los típicos capítulos donde Ginoli va explicando la vida del grupo, también vienen numerosos tour-diarios con el día a día de sus actuaciones reseñadas (en cuanto al estado, vienen relatados por encima sus primeras actuaciones en Madrid, Valencia y Barcelona, más las de Tomelloso y Valencia de la gira del 98 comentadas a modo de tour-diario). El libro está lleno de situaciones divertidas y de todo tipo de movidas relacionadas con pertenecer a una queer punk pop band. Pansy Division continúan en activo a día de hoy aunque tocan solo esporádicamente.

- http://www.cleispress.com/index.php

- Extractos del libro:

“[…] El otro fue en Valencia con Gas Huffer como cabezas de cartel. España fue mejor. […] En Madrid, 5 o 6 fans de Outnumbered (nde: primera banda de Joe Ginoli) aparecieron con discos que querían que les firmase, cosa que me dejó flipado! Nunca antes me había pasado esto. La experiencia más extraña de la gira ocurrió en Barcelona. Paseando por la ciudad, pasamos por una estrecha calle y escuchamos el agitado graznido de un gran pájaro en un piso de arriba de la calle. Seguimos caminando y vimos la puerta de una tienda que tenía un póster nuestro puesto. Fuimos a verlo ya que era el primero de nuestros pósters que veíamos. De vuelta a la calle, sentí algo pasando cerca de mi cabeza e inmediatamente oí el crack de algo cayendo sobre la acera. Miré abajo de mis pies y vi una jeringuilla con una aguja de cinco centímetros de largo que no me dio en la cabeza por poco. Alguien la había tirado desde alguna ventana y de repente, no hubo más graznidos de pájaro. Muy extraño […].”

“[…] El mánager de gira de Green Day nos había avisado acerca de un problema que se avecinaba con el próximo concierto en Fairfax, Virginia, un conservador barrio de las afueras de Washington DC. El promotor les había dicho a los Green Day que no iba a permitirnos tocar porque éramos “inapropiados”. Green Day respondió al promotor diciéndole que si nosotros no tocábamos, ellos tampoco lo harían […].

El promotor se echó para atrás, pero cuando llegamos me llevó a hablar a parte. En amigable pero severas formas, me dijo que nuestro material era demasiado maduro para la joven audiencia de Green Day. Me comentó que habrían niños de entre 8 a 12 años en el público. Yo le pregunté que por qué estaba preocupado acerca de nuestras letras y no las de Green Day, algunas de las cuales contenían algunas referencias que podrían ser también no muy adecuadas. […] El tío decía cosas como que él tenía una hermana lesbiana y que estaba por los derechos de los gais, pero no en esas circunstancias. Comentó que estaba atemorizado después de recibir llamadas de padres. […] La discusión estuvo girando en torno a lo mismo durante 15 minutos, hasta que le dijimos que estaba perdiendo el tiempo. Cuando tocamos, la recepción fue mixta pero con más apoyo del que nos habíamos figurado. Fue el único concierto que dimos con Green Day en el sur e irónicamente, fue en el Patriot Center de la universidad de George Mason, individuo que se negó en su día a firmar la Declaración de Independencia porque no garantizaba suficientemente los derechos y las libertades. Sin embargo, nos estaban sugiriendo que bajáramos el tono o que quitásemos las “palabras provocativas” de nuestras canciones. ¿Qué clase de libertad era esta? […].

No hay comentarios: